Los patinetes eléctricos se están convirtiendo en toda una alternativa al transporte tradicional en ciudad. Tanto que cada vez son más personas los que los utilizan para ir al trabajo o a estudiar. Y también son cada vez más comunes a la hora de hacer turismo por una ciudad, gracias a cada vez más empresas que se dedican al alquiler de estos vehículos. Ahora uno de los líderes en este mercado de la movilidad eléctrica, Segway, ha presentado un scooter eléctrico que es capaz de conducir de manera autónoma hasta la base de carga. Un concepto de movilidad que sin duda revolucionará sobre todo la gestión de estos vehículos por parte de las empresas encargadas de alquilarlos.

Nuevo scooter eléctrico Segway KickScooter T60

Segway es al mundo de los patinetes eléctricos o dispositivos de movilidad eléctrica lo que PlayStation a las videoconsolas o Nespresso a las cápsulas de café. Son un completo referente, que demuestran en nuevos productos como el presentado este fin de semana por la firma perteneciente a Ninebot, en la que a su vez participa también Xiaomi. Este nuevo scooter eléctrico tiene como gran característica su carácter semi autónomo. Ya que es capaz de dirigirse a su base de carga de manera autónoma sin la asistencia ni pilotaje alguno de un humano, por lo que se le puede considerar un vehículo autónomo de alguna manera. De hecho Segway ha demostrado cómo el patinete es capaz de reconocer a personas en su camino y variar la trayectoria para no impactar con ellas.

Además su diseño es distintos de lo que estamos acostumbrados, también por su vocación autónoma. De hecho cuenta con tres ruedas en lugar de dos, aspecto clave para mantener el equilibrio cuando el scooter es abandonado y necesita ir de manera autónoma a recargarse. Este nuevo scooter cuenta con un procesador de seis núcleos, y que a su vez se conecta con los servidores de Segway para poder desenvolverse de manera inteligente. La batería con la que cuenta es extraíble, y se puede bloquear de manera telemática, sin estar cerca del scooter. Por tanto se trata de un scooter claramente orientado a su uso por parte de empresas de alquiler de este tipo de vehículos.

Su capacidad de carga es de hasta 120 kilos, mientras que la autonomía que ofrece la batería es de entre los 60 y 70 kilómetros. Además es capaz de alcanzar una velocidad de 32 kilómetros por hora. Eso sí, no es un scooter barato en absoluto, ya que tiene un precio de alrededor de 1400 euros en China, mientras que en Europa, cuando llegue el mercado podrían moverse su precio entre los 1800 y 1900 euros. Por tanto no parece un patinete destinado a un uso doméstico, sino más bien para el negocio del alquiler de estos vehículos. Sobre todo por la capacidad de volver solo a la base de carga, por lo que esa imagen de los scooter parados en cualquier esquina de la ciudad ya será historia, porque estos volverán solos a su base.