TecnoXplora » Gadgets

CON UNA VELOCIDAD MÁXIMA DE 40 KM/H

Cuenta atrás: el coche autónomo de Google circulará (muy pronto) por Silicon Valley

Siempre sonó a proyecto futurista, pero ya lo tenemos aquí: cualquier día de estos el coche autónomo de Google empezará a circular.

Imagen no disponible

Atresmedia Imagen no disponible

Publicidad

Es una de las sensaciones de los últimos años: el coche autónomo de Google no sólo es una auténtica chulada, sino que además ha logrado copar gran parte de la expectación mundial de todo el sector tecnológico.

Y si pensabas que tan sólo se trataba de un proyecto con tintes futuristas que tardaríamos en ver, te equivocas: lo cierto es que el coche del gigante tecnológico de Mountain View empezará a dejarse ver por las calles antes de lo que esperas: en muy pocos días o semanas, según han confirmado desde Google

La idea es que el coche autónomo empiece este mismo verano a surcar las nutridas calles de Silicon Valley para empezar a hacer las primeras pruebas reales aunque, eso sí, lo hará de manera medianamente prudente, ya que su velocidad de circulación estará limitada a 40 kilómetros por hora.

Además, dispondrá de un volante y unos frenos para que el 'conductor' (que no estará dentro del coche, lógicamente, sino en las oficinas de Google) pueda tomar el control en caso de que se produzca el más mínimo percance.

Pero, ¿qué objetivo persigue Google con la puesta en funcionamiento de este coche? Cualquiera podría pensar que ninguno más allá de la pura fascinación tecnológica que el propio coche va a provocar -y seguramente no se equivoque-, pero no se queda ahí la cosa: el principal objetivo de la compañía es algo tan loable como reducir en un 94% los accidentes de coche.

Y es que, según un informe del Centro Nacional de Estadísticas y Análisis de Datos de Estados Unidos, el coche autónomo de Google podría ayudar a eliminar casi por completo el numerosísimo registro de accidentes de coche que a diario se producen no por circunstancias de gran calado, sino más bien por pequeños fallos meramente humanos.

¿Cómo reaccionarán los peatones?

Por otra parte, la puesta en circulación del coche a 40 km/h y la instalación del volante y los pedales también tienen un segundo objetivo: comprobar la aceptación psicológica de los peatones, que de la noche a la mañana verán a un coche transitar solo y –quizá– no sepan cómo tienen que actuar si se topan con él cuando vayan a cruzar la calle.

Por eso el coche se lanzará en un circuito medianamente reducido, ya que, pese a la fascinación que puede provocar esta innovación tecnológica, aún hay que evaluar y analizar pormenorizadamente la manera en que los posibles peatones interactuarán con el vehículo.

Pero Google no es el único que va a lanzar su coche autónomo, ni mucho menos. De hecho, la propia Nissan ya aseguró hace poco que está trabajando en su propio vehículo que se conducirá de manera autónoma y que acabará lanzando al mercado. Eso sí, no será antes de 2020.

En cualquier caso, hay una cosa clara: el coche autónomo ya no es una ficción futurista, sino una realidad. Habrá que ver cuánto tiempo pasa hasta que todos nos vayamos haciendo a él.

Publicidad