TecnoXplora » Gadgets

ENORMES, CON ULTRA ALTA DEFINICIÓN... Y UN POCO CARAS

Cuatro cosas que tendrá la televisión de tus sueños

Tienen más vida útil que un 'smartphone' y cada vez son más inteligentes. Te contamos qué características tiene la televisión que pronto podrás tener en casa.

Sony Bravia X9

Sony Sony Bravia X9

Publicidad

En IFA 2013 pudimos ver reunidas las apuestas de los principales fabricantes de televisores y no solamente fijarnos en el 'software' que hace su interfaz inteligente, sino en los increíbles progresos que se aprecian en las pantallas que presentaron. La 'ultra alta' definición, la cada vez mayor definición de los colores y la tecnología OLED son los principales protagonistas de unos aparatos que tendrán un precio más asequible en unos años, pero que ya se pasean por las principales ferias tecnológicas del mundo.

La resolución es lo primero: televisiones 4K

Las pantallas de televisores 4K tienen una resolución cuatro veces superior al estándar actual de HD (1080p), ya que llegan a los 4.000 píxeles de ancho. Pero para disfrutar de esa resolución no solamente se necesitaría reproducir con esa calidad, sino que el emisor produzca esa señal con esa ultra alta definición, algo para lo que aún falta un tiempo.

El 4K tiene visos de acabar imponiéndose, ya que, al contrario que con el 3D, no será necesario que la industria del cine cambie los métodos de grabació sino solamente las máquinas encargadas de hacerlo, además de las salas de proyecciones y, por último, las televisores.

En este caso será esto último lo que vaya más lento, no por el gran tamaño de las pantallas (un aspecto que cada vez tiene más aceptación en nuestros hogares), sino por el precio prohibitivo de los primeros modelos que están saliendo al mercado.

Un ejemplo: Sony Bravia X9 4K Ultra HD, a la venta por 4.500 euros (55'') o 7.000 euros (65'')

¡Pantallas curvas y ridículamente finas!

Las pantallas OLED garantizan un color y un contraste superior a las tecnologías actuales (LCD y plasma), además de contar con un menor grosor (¡hay pantallas de 4,3 milímetros!) y consumo de energía.  Su problema es, de momento, el alto coste de fabricación...

Luego está el tema de las pantallas curvas. Los fabricantes (sobre todo Samsung y LG) justifican la curvatura de estos aparatos porque, de esta manera, se eliminan las distorsiones de la imagen que se producen en algunas pantallas de gran tamaño, además de la ganancia en detalle y nitidez.

En la mayoría de las ferias que se han presentado muchos medios especializados han afirmado que es difícil discernir si era mejor la imagen en un OLED curvo que en uno plano, probablemente debido a la gran luminosidad que suele haber en éstas. LG, por ejemplo, afirma que se ha estado cinco años investigando para lograr la “curvatura óptima” de la superficie.

¿Y tú, colocarías una en el salón de tu casa? (lo malo es que no la podrás colgar de la pared...).

Un ejemplo: LG 55EA9800, a la venta por 8.999 euros (55'')

 

Unos colores cada vez más reales

Después de visitar las alturas con unos modelos de precios estratosféricos, vamos a bajar a la vida real y destacar una mejora tecnológica para nuestra televisión más cercana: Triluminos de Sony para las pantallas LED actuales

Triluminos parte de la luz LED blanca y la transforma en luz RGB (rojo, verde y azul), con el objeto de mejorar la representación de los colores en la pantalla con un funcionamiento como el de un filtro. Se consigue ampliar la gama de colores, apareciendo ante nuestros ojos como más vivos y más intensos.

Ejemplo: Sony tiene varios modelos con esta tecnología.

Velocidades de transmisión estratosféricas

HDMI 2.0 ha llegado justo para la feria IFA 2013 y ha asombrado con las velocidades de reproducción de contenidos que proporciona, pensando ya en contenidos de televisores 4K, para garantizar que no haya ningún retardo. Además no se requerirá ningún cable o conector nuevo, solamente una televisión equipada con el nuevo estándar, que garantiza la reproducción simultánea de hasta 32 canales de audio.

Publicidad