Llega el verano, las vacaciones y el momento de ir a la casa de la playa o el pueblo. Cada vez son más los usuarios que se interesan en cómo pueden domotizar su segunda residencia y hacerla un poco inteligente con el uso de la tecnología.

Seguridad, vigilancia y bienestar. Estos son los pilares que consideramos vitales en para una casa de vacaciones. Las casas de campo, los apartamentos de playa o las casas de montaña son excelentes ejemplos de hogares que tienen necesidad de un sistema de instalación que permitan controlar todo desde el teléfono de forma remota, desde cualquier parte.

La economía, es otro factor a tener en cuenta, dado que, al ser una segunda residencia, el desembolso que se haga debería ser mínimo. Con solo tres dispositivos que te vamos a presentar a continuación, podrás tener domotizada, de forma muy económica, tu casa de vacaciones. Por solo unos 40-50 euros, tu hogar estará seguro y a su vez ofrecerá un extra de confort con el uso de las tecnologías más actuales.

La casa inteligente del futuro ya está en el presente | antena3.com

El tener una buena conexión para poder tener conectado todo el sistema domótico es esencial. Si en tu zona no es posible o no quieres desembolsar mucho dinero en una red ADSL, algo bastante común en segundas viviendas, recomendamos el uso de un pequeño router móvil 4G. Estos dispositivos te permiten tener una conexión a Internet de forma más que asequible. Debes hacerte con una tarjeta de datos. Debido al bajísimo nivel de consumo de Internet, una tarjeta de 5GB será suficiente, su precio ronda entre los 5-10 euros al mes.

La seguridad es otro apartado clave aquí. Los sensores de apertura de puertas y ventanas y los de presencia y temperatura detectarán intrusos y gracias a la sirena acústica podrás ahuyentarlos sin ningún riesgo y de forma automática, sabiendo en todo momento lo que ocurre gracias a las notificaciones a tiempo real.

Los sensores de puerta están ya muy estandarizados en el mercado y hay buenas y económicas opciones, como la de la marca Koogeek, que ofrece un dispositivos que se pueden controlar desde su app propia o desde tu asistente virtual favorito, como Alexa, Siri o Google.

Un buen sistema de vigilancia siempre será una buena opción, quieres tener un control total sobre lo que ocurre. Una cámara IP Wifi de videovigilancia será un aliado perfecto para tus sensores de seguridad, ya que te permitirá ver vídeos que se graben siempre que haya alertas de presencia o ver lo que ocurre a tiempo real desde donde estés. Por ejemplo, la marca Victure, ofrece dispositivos con una excelente calidad-precio. Con estos nos ahorraremos el tener que equipar la casa de un sistema de vigilancia más sofisticado y caro.

Con solo estos tres dispositivos podemos tener prácticamente domotizado, de forma muy económica nuestra segunda residencia. Con un gasto mínimo, ganaremos comodidad, seguridad y aprovecharemos las grandes ventajas que estas tecnologías de vanguardia nos ofrecen.