En estos días de compras intensivas tanto de Black Friday como de Cyber Monday, las Smart TV han sido sin duda de los dispositivos más vendidos. Sus precios cada vez son más ajustados, y podemos comprar televisores enormes y con funciones inteligentes por menos de lo que cuestan muchos teléfonos móviles. No es algo nuevo, porque constantemente se advierte de ello, pero es que ahora incluso el FBI ha compartido una publicación en la que advierte de los riesgos que implica comprarse un televisor inteligente, de los que conocemos como Smart TV. Son diferentes los riesgos que debemos asumir, y por tanto, también debemos conocer cómo se deben prevenir estas potenciales amenazas.

El FBI nos aconseja para disfrutar del televisor de forma segura

Las Smart TV se han convertido en auténticas tabletas gigantes. Y lo decimos porque además de su gran tamaño de pantalla, estas ya cuentan con un procesador, una memoria RAM, almacenamiento interno, sistema operativo y una serie de diferentes características como la conectividad inalámbrica que hace de estos televisores dispositivos menos seguros que los televisores tradicionales. Precisamente esa puerta permanentemente abierta a Internet es la que permite que muchos hackers puedan acceder con cierta facilidad al control de nuestro televisor inteligente.

Smart TV de Xiaomi | Xiaomi

Sin duda el elemento más peligroso al que pueden acceder los hackers es la cámara de vídeo, la webcam con la que cuentan ya muchos televisores, así como a los micrófonos de estas. Con esos dos elementos pueden ver lo que ocurre en casa delante del televisor y escuchar todo lo que estamos hablando. Pues bien, ahora el FBI ha querido recapitular y recordarnos todo lo que deberíamos tener en cuenta para disfrutar de manera segura de nuestro televisor inteligente. Y tras las masivas ventas del Black Friday, en el que muchos usuarios se han hecho con una de estas Smart TV, el FBI ha querido advertir de los riesgos de estas y de las medidas que podemos tomar para evitar problemas.

Smart TV de Honor | Honor

En su escrito el FBI anima a los usuarios de Smart TV que conozcan las características de esta, cómo funcionan sus funciones extra y cómo las pueden controlar. Un buen punto de partida es hacer una búsqueda en Internet con el modelo del televisor acompañado de las palabras micrófono, cámara o privacidad. También nos advierten de que siempre es mejor cambiar las contraseñas que vienen por defecto en la Smart TV en cualquier de sus áreas, porque de lo contrario pueden ser presa fácil para los hackers. También debemos aprender a desactivar los micrófonos cámaras o el acceso a información sensible, para que los hackers no pueden tomar el control sobre ellos.

Una de las soluciones más sencillas para que no nos graben con la cámara, es la de poner un trozo de cinta o tela negra delante de ella, así físicamente será imposible que vean nada. Por último nos animan a comprobar las actualizaciones de seguridad del fabricante y si estos habitualmente recogen datos personas de nuestros televisores, así como saber dónde se almacenan y qué uso tienen esos datos que recogen.