TecnoXplora » Gadgets

¿SERÁ POSIBLE HACER ESTO?

Tecnología ficción: un adaptador para convertir cualquier reloj en un smartwatch

Si los smartwatches sirven solo para recibir notificaciones en la muñeca, ¿por qué pagar cientos de euros? Lo único que necesitas es un adaptador con pantalla y Bluetooth que se acople a tu reloj de siempre. Y puede que haya alguien fabricándolo...

Wotch

Wotch Tu reloj normal, tu nuevo smartwatch

Publicidad

David G. Ortiz | @gomezortiz | Madrid
| 05.11.2014 09:44

Llega rodeado de misterio. Lo que hay detrás de Wotch, el dispositivo que promete convertir tu reloj convencional en un smartwatch, es una idea maravillosa y que suena incluso a ciencia ficción. Cabría pensar que es imposible -incluso puede que lo sea-, pero recuerda a cosas que ya existen como los 'sticks' USB que transforman el televisor de toda la vida en una smart TV con Android como sistema operativo.

También suena a esas cajas de herramientas que prometen dar una segunda vida a los teléfonos antiguos (los que no eran inteligentes), trasladando de forma un tanto rudimentaria aplicaciones que forman parte indisoluble de la vida diaria de un usuario de smartphone: las indicaciones de Google Maps, la previsión del tiempo, artículos de Wikipedia...  Un ejemplo es The Dumb Store.

Si se había aplicado a los teléfonos y a los televisores, es lógico que tarde o temprano acabara llegando a nuestras muñecas, terreno de batalla donde se librará la próxima gran guerra entre los gigantes de la tecnología. Y ha sucedido.

Wotch

Los relojes inteligentes son una nuevo y atractivo segmento de negocio y nadie se quiere quedar fuera: Motorola con su Moto 360, Samsung con sus Gear, la firma de la manzana mordida con su Apple Watch o LG con su recién aterrizado en España G Watch R son solo algunos ejemplos. La gran pregunta, como siempre que un producto innovador comienza a despuntar, es si calará entre el público masivo.

Los smartwatches tienen todavía muchas cosas en contra. En primer lugar, hay pocas aplicaciones disponibles, y las más populares –entre ellas, redes sociales y chats– todavía no han desplegado todo su potencial. Tampoco está muy claro cómo van a ser los juegos, y ya se sabe que el ocio es un factor que determina en gran medida la adopción de una tecnología.

Además, las baterías de los primeros relojes inteligentes duran muy poco y es un engorro tener que sincronizarlos con el móviles para conectarse a la Red. Son cosas que los fabricantes tienen que ir limando.

Por otro lado está el precio. Los smarwatches, de momento, son caros, y eso puede disuadir a más de un comprador, sobre todo si ya dispone de un portátil, una tableta, un móvil de última generación, un lector de libros electrónicos y quién sabe cuántos cacharritos más. Por eso una idea como la de Wotch –convertir tu viejo reloj, el que ya tienes, en uno inteligente– resulta de lo más interesante.

Wotch

La pena es que sabemos muy poco sobre este misterioso adaptador, que no viene de la mano de una campaña de 'crowdfunding' o avalado por una gran compañía. Lo único que hay es una web (esta) y un vídeo promocional que muestra el artilugio pero no desvela mucho sobre su funcionamiento.

Según nos muestran las imágenes, la diminuta pantalla táctil del Wotch (asumimos que es táctil porque sale gente tocándola) se acopla al cierre de la correa y parece ser de tinta electrónica, como las de los 'e-readers'.

A juzgar por el vídeo, hay dos tamaños: un Wotch pequeño y otra todavía más pequeño, así que, si alguna vez llega a ver la luz, este invento debería ser compatible con un buen número de relojes convencionales.

Wotch

También sabemos quién está detrás de este artilugio, o al menos quién ha subido el 'clip' promocional a YouTube (restringido, solo para los que tengan el enlace) y quién parece ser también el protagonista. Se trata de un tal Mauricio Piper, un holandés que se describe como “emprendedor” y que ha trabajado en empresas como Onvertiser (de marketing) o Lifestyler.TV (vídeo 'online'). Nada de tecnología en su perfil de LinkedIn Sospechoso, ¿no? ¿De dónde ha salido este individuo?

En realidad da un poco igual. Se concrete o no su proyecto en algo tangible, la idea parece fantástica y, con suerte, alguien la aplicará más pronto que tarde. Si quiero las notificaciones en mi muñeca, ¿por qué tengo que pagar cientos de dólares? Es algo relativamente sencillo que puede resolver un adaptador.

Otro gallo cantará cuando los smartwatches tengan su propio ecosistema de aplicaciones (algo más consolidado) y aporten funcionalidades más allá de lo que ofrece tu teléfono. Mientras tanto, si es barato, prefiero un Wotch que un Apple Watch.

Publicidad