Los altavoces inteligentes se han convertido ya en un fiel compañero en el día a día para muchos usuarios, que tienen en ellos un accesorio perfecto que extiende las funcionalidades del smartphone más allá y es capaz de controlar distintos aspectos de nuestra casa. La personalidad del altavoz la da su voz, y esta como es lógico puede escucharse a un volumen diferente. Pero hay veces que se nos olvida bajar el volumen del altavoz por la noche, que es precisamente el momento en el que necesitamos más tranquilidad, y llegan los sustos nocturnos. Te contamos cómo se puede activar el modo nocturno que devuelve todo a la normalidad.

Así puedes activar el modo nocturno

Como todos los dispositivos, cuando llega la noche, lo más normal es ajustar sus sonidos y notificaciones para que sean lo menos molestas, tanto para nosotros como para las personas que nos rodean. Por eso existen este tipo de modos de no molestar, que se suelen activar de manera automática o manual. En este caso vamos a hacer lo propio con el modo nocturno de los altavoces Google Home, que perfectamente podrías tener en la mesilla de noche en tu casa, y que como es lógico, no quieres que te de un susto en mitad de la noche con una notificación a destiempo o exagerada.

Activando el modo nocturno | Tecnoxplora

Para ello tenemos que entrar como es habitual en la app de Google Home, que es la que controla toda la actividad de nuestros dispositivos inteligentes del ecosistema de Google, entre ellos el altavoz Google Home. Una vez dentro de Google Home buscamos el icono del altavoz que queremos modificar, y pulsamos sobre él. Una vez dentro veremos una pantalla preliminar con el volumen del Google Home, y un icono de tuerca en la parte superior. A este debemos pulsar para poder acceder a todos los ajustes de este altavoz en concreto. Ahora debemos buscar la función del “Modo nocturno” y pulsar sobre ella para comenzar con los ajustes.

Una vez dentro de esta opción, debemos pulsar el botón deslizante para poder activar esta función. Si es la primera vez que la habilitamos, iremos directamente a un nuevo menú en el que podemos elegir las horas a las que estará activo este modo nocturno. Podemos aplicar una hora de comienzo de este modo y otra de finalización. Así como los días de la semana en los que estará activa esta regla. Solo tenemos que elegir nuestros ajustes preferidos y salir de esta función para poder dejarla activada en nuestro Google Home.

Una vez que haya sido activada, cuando nos hable Google Home, lo hará a un volumen mucho más bajo, y adecuado a las horas en que nos encontramos. Además las notificaciones también verán reducido su volumen. Todo con el objetivo de que no nos sobresalten estas notificaciones o nuevos mensajes, y tampoco a las personas que se encuentran a nuestro lado a unas horas en las que todos queremos máxima tranquilidad. Si tienes reparos a la hora de utilizar un Google Home en la sala donde duermes, esta es sin duda una función imprescindible.