TecnoXplora » Gadgets

ÉXITO Y DECLIVE DE UN FORMATO

Camela, los reyes de los casetes: ¿qué ocurrió con esta forma de escuchar música?

Si hay algo que tiene claro Camela es que todo su éxito comenzó gracias a las cintas de casete. Repasamos sus inicios y la historia de aquellas cintas de casete que les cambiaron la vida.

Cartel Pongamos que hablo de Camela

ATRESplayer PREMIUM Cartel Pongamos que hablo de Camela

Publicidad

Los inicios de Camela fueron muy humildes, ante una música nueva denominada como 'tecno-rumba' que no terminaba de encajar en las grandes discográficas. Camela comenzó su andadura vendiendo su música en los puestos de mercadillo y en los clásicos stand de gasolineras o bares de carretera como pudimos ver en el primer capítulo del documental de ATRESplayer Premium 'Pongamos que hablo de Camela'. Este primer episodio narra como comenzó Camela y como estos adolescentes de barrio, ninguneados por la industria musical, pasaron a ser uno de los grupos musicales españoles con más ventas de nuestro país gracias al 'boca-oreja' y por supuesto a las cintas de casete. Este domingo podrás ver un nuevo capítulo.

Aunque evidentemente con una dilatada carrera como la de Camela con casi tres décadas en la música, también se han tenido que ir adaptando a los nuevos soportes como los CD, el mp3 o las plataformas como Spotify. Pero recuerdan muy bien sus orígenes por ello su disco recopilatorio 'Rebobinando' lanzado en el 2019 y donde homenajean sus 25 años en el mundo de la música la portada representa una de estas cintas de casete que tanto bueno les dio y como no podía faltar a pesar de que su uso ya está en declive también decidieron sacar en este formato este nuevo trabajo lleno de colaboraciones de artistas.

Sin embargo, aunque este soporte ligero, portátil y barato fue la clave para que Camela se diera a conocer y posteriormente alcanzase el éxito hoy en día ya está en desuso e incluso dependiendo de la edad que tengas quizá ni siquiera las hayas llegado a utilizar. A continuación, te explicamos que tecnología había tras una cinta de casete y por qué en la actualidad casi han desaparecido.

¿Qué tecnología hay detrás de una cinta de casete?

Las cintas de audio compactas o más conocidas como ‘cassette’ o casete era un formato para grabar y escuchar música. Fue muy utilizado sobre todo entre las décadas de los 70 y los 90 antes de que el CD llegara y se impusiera como nuevo formato.

El casete tenía una tira de plástico flexible con una fina capa de material magnético encima donde se guardaban o grababan los datos. Esta tira de plástico iba enrollada en una bobina giratoria. Al ponerla en marcha y conforme se iban leyendo estos datos la cinta se enrollaba nuevamente en la segunda bobina. Para poder escuchar los datos necesitabas un lector o reproductor que leyera estas cintas. Estos reproductores también se llamaban casetes (radiocasetes si además contaban con la función de radio) o el walkman, un reproductor portátil. Aunque todos los equipos de reproducción de sonido debían contar con una pletina, que era el compartimento donde se insertaba el casete para ser leído.

Partes de una cinta de casete | Wikipedia / Dominio público

El audio casete compacto tenía la ventaja frente a sus predecesores los vinilos que era un sistema más pequeño y portátil. No obstante, si es cierto que tenían peor calidad de sonido que estos. Además, otro de los grandes problemas de este formato era su mantenimiento, con el uso la cinta magnética se iba desgastando y podía quedarse enganchada en los reproductores de música, dañando en ocasiones la parte magnética de la cinta dejándola inservible.

Declive del formato

Con el avance de la tecnología a mediados de los 90 llegó un nuevo formato que no tardó en imponerse. El Compact Disc (Disco Compacto) o más conocido como CD le fue ganando terreno a las cintas de casete hasta imponerse.

Actualmente es difícil encontrar ya fábricas que fabriquen este tipo de cintas, aunque si paseas por los mercadillos todavía podrás encontrar algún puesto que todavía vende grandes éxitos en este tipo de cintas y en los que seguramente aún podrás encontrar pese a su inconfundible éxito alguna cinta de Camela.

Publicidad