En Chile se está construyendo actualmente la cámara digital más grande jamás creada, y será implantada en el Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos, encargado de explorar el Universo desde nuestro planeta Tierra.

Los datos de esta cámara fotográfica impresionan: 2800 kilos de peso, una resolución de 3,2 GIGApíxeles, repartidos en 189 sensores de 16 megapíxeles cada uno, que se encargarán de recoger hasta 15 TERAbytes de información del espacio cada noche.

En concreto, esta gigantesca cámara de fotos realizará una foto con una exposición de 15 segundos cada 20 segundos, lo que requiere una complejidad tecnológica hasta ahora nunca vista.

Además, el simple funcionamiento de todos estos sensores fotográficos producen un calor que el sistema del telescopio deberá reducir hasta los cien grados bajo cero puesto que, de lo contrario, podrían aparecer píxeles que no se corresponderían con la realidad.

¿Y todo esto para qué?

Con este Gran Telescopio se intentará detectar materia y energía oscura, así como posibles asteroides que estén cerca de la Tierra u objetos lejanos en el cinturón de Kuiper.

Habrá que esperar hasta 2022 para que esté completamente finalizado y en pleno funcionamiento para disfrutar de sus increíbles fotos que, por cierto, serán de acceso libre para todo el mundo a través de su página web.