TecnoXplora » Gadgets

DESARROLLO DEL MIT

Aquí tienes el par de brazos robóticos extra que siempre quisiste tener

En algunas ocasiones todos hemos pensado “¡qué bien me vendrían un par de manos más!”, ¿verdad? Ese deseo ya se puede hacer realidad gracias al ingenio de los investigadores del MIT

Estos dos brazos son de extensión, no de sustitución

MIT Estos dos brazos son de extensión, no de sustitución

Publicidad

Begoña Jorques | @bjorques | Madrid
| 13.06.2014 12:37

El prestigioso Massachusetts Institute of Technology ha inventado lo que han bautizado como Supernumerary Robotic Limbs (SRLs), es decir, un par de brazos robóticos que complementan los dos de serie con los que la naturaleza te ha dotado.

Desde el MIT recuerdan que se trata de un sistema de dos miembros por extension, no de sustitución. Es decir, no son brazos para aquellas personas que han perdido sus extrememidades.

En concreto, los creadores de estos “brazos” sugieren que esta estructura es ideal para ayudarte a hacer tareas incómodas, difíciles de hacer por ti mismo o imposibles con los dos tristes y solitarios brazos que Dios te ha dado.

Montada sobre los hombros del usuario, esta estructura está diseñada para ayudar en tareas que tienen lugar por encima de nuestra cabeza o en situaciones donde sus nuestros brazos –los reales- estén ocupados y necesitemos que alguien nos eche una mano (literalmente) con otra tarea. Un ejemplo sería en un contexto de construcción, donde cualquier objeto que necesite ser conectado al techo debe ser sujetado, martilleado y atornillado al mismo tiempo y por una sola persona. Difícil, ¿verdad?

Otro ejemplo, más común para el resto de los mortales, es intentar abrir una puerta mientras sostenemos un objeto pesado.

El robot SRL del MIT utiliza una estructura montada sobre nuestros hombros para que sus fuerzas de reacción estén alineadas con nuestra columna vertebral. Cada brazo tiene cinco grados de libertad, con efectores terminales intercambiables y personalizables. Y lo mejor: el sistema completo pesa unos 4,5 kilos por lo que tampoco tienes que ser Hulk Hogan para poder cargar con él.

width=

Pero, ¿cómo se mueven estos brazos? La idea es que predigan el movimiento que deseas realizar. Como no usa ningún tipo de sensor cerebral y, por el momento, no pueden leerte la mente, se rigen por el movimiento de tus brazos reales y sigue, con cierto retardo, esos movimientos. Eso sí, deberás colocarte sendos sensores en tus muñecas y otro en la base de la estructura a la altura del cuello y serán ellos los que indiquen tus movimientos a los brazos. De este modo, si levantas tus brazos de verdad, la estructura robótica imitará este movimiento unos segundos después.

Para predecir tus intenciones los sensores vienen dotados con un giroscopio y un acelerómetro para hacer más precisos los movimientos. “Una vez somos capaces de controlar los movimientos del robot, podemos hacer que este actúe como una extensión de nuestro propio cuerpo”, explican desde el MIT.

En esta misma línea, otro grupo de investigadores del laboratorio Arbeloff del MIT están trabajando en una estructura similar que se sujetaría a la cintura y que te daría un par de piernas más.

Gran parte de esta investigación está patrocinada por la compañía aeronáutica Boeing, interesada en ella para poder aliviar a sus trabajadores de tareas que requieran levantar mucho peso. De esta forma, estas estructuras pueden ser utilizadas como brazos o piernas extra en función de las necesidades de la tarea.

Publicidad