Está previsto que el asteroide de clase Apolo pase el 21 de mayo a las 23:44 (UTC+2) muy cerca de la Tierra: las estimaciones hablan concretamente de una distancia de 6,2 millones de Kilómetros.

Por la distancia a la que está previsto que pase de la Tierra, por su tamaño, por la velocidad a la que viaja y por otros parámetros, la NASA lo incluye dentro de su lista de advertencias de asteroides con peligro potencial.

¿Cuándo se considera que un asteroide es "potencialmente peligroso"?

La NASA establece unos parámetros para clasificar los cuerpos rocosos que orbotan al sol y que llegan a pasar relativamente cerca de la tietra.

Para recibir esa denominación, los puntos más cercanos entre la órbita del asteroide y la órbita terrestre se deberán encontrar a menos de 0.05 ua.

Además, la magnitud absoluta del asteroide será, según sus criterios, de H=22.0 o más brillante.

¿Existe un riesgo real de que un asteroide impacte contra nosotros?

La historia nos recuerda que al menos debemos estar alerta. Tenemos el ejemplo reciente de Chelyabinsk, en Rusia en 2013, pero existen muchos más ejemplos, varias décadas atrás, que confirman que el riesgo de impacto de un asteroide es real.

Se calcula que cada día decenas de toneladas de pequeños fragmentos de meteorito llegan a alcanzar la superficie terrestre aunque el riesgo para la población sea mínimo.

La alerta está justificada porque, según la NASA, cada 10.000 años se estima que puedan llegar a la Tierra asteroides capaces de provocar catástrofes, al menos a nivel local.