El hogar es el espejo de una persona, dependiendo de los gustos y las aficiones habrá unas cosas u otras. Lo que nunca puede transmitir un domicilio es sensación de dejadez y desorden porque al final se traduce en la vida diaria.

Todas las tareas son sencillas de hacer y apenas se tarda en hacerlas unos pocos minutos. No hace falta levantarse una hora antes para hacer la cama, pues sólo se tarda en adecentarla unos pocos minutos. Los suficientes para que la noche siguiente nos reciba con los brazos abiertos. El ejemplo del dormitorio sólo es una pequeña muestra de lo que te presentamos a continuación.

En este vídeo de Curiositips te mostramos unos consejos muy útiles y muy prácticos para que tu vida fluya correctamente. Recuerda si ordenas tú casa, ordenas tú vida.