Debido a una mala postura o un exceso de fuerza, se nos puede dormir una parte del cuerpo, ya sea un brazo, una pierna o cualquier otro miembro. Esta sensación, llamada parestesia, puede ser peligrosa. Te contamos por qué en el vídeo.

Si has dormido alguna vez apoyado sobre tu mano o brazo, seguramente conozcas a la perfección la sensación de que se te quede dormida una parte del cuerpo. Al intentar mover ese miembro, sentirás un incómodo cosquilleo entre desagradable y doloroso. Pero si te ocurre con frecuencia, puede que tengas un grave problema de salud.

La parestesia se produce cuando, por causas externas o internas, el sistema nervioso o un único nervio es presionado durante un largo periodo de tiempo, provocando adormecimiento, hormigueo y una serie de pinchazos en la zona afectada.

Este fenómeno suele ocurrir en las manos, pies, brazos y piernas, aunque puede aparecer en cualquier otra parte del cuerpo y, pese a que suele ser temporal, cualquier síntoma anormalmente largo y repetitivo ha de ser estudiado por un especialista.

Si has notado que, sin ningún motivo, sufres de parestesia de forma habitual, te interesa ver este vídeo. Te mostramos las posibles causas que pueden estar provocando esta sensación en tu cuerpo.

Tampoco debes preocuparte si te sueles levantar con un brazo o mano dormidos, porque es probable que se deba a la postura con la que has pasado la noche. Y siempre es divertido intentar mover los dedos y notar cosquillitas o tocarte la mano y no sentirla durante unos segundos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La cantidad exacta de patatas fritas que puedes comer sin engordar

COVID-19: hay que esperar lo mejor y estar preparados para lo peor