CONSEJO

¿Por qué nos entra el sueño después de comer?

Seguro que conoces la sensación de cansancio después de comer. Pero si la comida nos da energía, ¿por qué nos entra el sueño?

Hyliacom

Publicidad

Tras comer es muy normal que nos entre sueño, si te lo puedes permitir, lo ideal sería echarte una siestecita, pero si te pilla en mitad de la jornada laboral la cosa se complica y acabamos recurriendo al café o al té para mantenernos más despejados. No obstante, ¿por qué nos entra sueño después de comer? Existen varios motivos:

La digestión

Uno de los primeros motivos por los que nos comienza a entrar esa modorra tras ingerir la comida es el comienzo del proceso digestivo. Cuando la digestión empieza, la sangre se concentra donde es más necesaria en ese momento, por lo que otras zonas de nuestro cuerpo se quedan más 'apagadas' es por ello que tenemos esa sensación de cansancio.

Aumenta la serotonina

En el proceso de digestivo, la sangre recibe nuevos nutrientes para nuestro cuerpo y a su vez aumenta la serotonina, la hormona conocida como la hormona del sueño y la felicidad. Varios estudios han comprobado que el aumento de esta hormona está asociado al cansancio y al letargo.

Es una hormona cíclica, por lo que a lo largo del día hay momentos en los que aumenta y disminuye y es fundamental para los ciclos de sueño. Pudiendo incluso alterarlos y provocar insomnio o interrupciones del sueño.

El azúcar de las comidas

Por otro lado, es muy importante tener en cuenta la cantidad de azúcares que comemos. La glucosa también influye a la hora de darnos más o menos energía. Hay alimentos con azúcares o hidratos de carbono que se procesan muy rápido en nuestro sistema digestivo creándonos picos de glucosa muy altos que cuando descienden nos suelen dar un bajón de energía. El pan o la pasta son alimentos con hidratos de carbono que se procesan muy rápido, por lo que nos darán un pico de energía potente puntualmente. En cambio otros alimentos, como por ejemplo las lentejas tienen hidratos de carbono que se procesan de forma más lenta por lo que la subida y la bajada de la glucosa no se aprecia tanto.

Alimentos altos en triptófano

Por último, existe un grupo de alimentos altos en triptófano que nos ayudan a producir esa somnolencia. Como decíamos antes la hormona de la serotonina ayuda con los ciclos del sueño, es un neurotransmisor entre las células y el cerebro, no obstante, esta hormona se sintetiza por el triptófano, por lo tanto alimentos que contengan este aminoácido esencial facilitarán la sintonización de la serotonina por lo que nos darán más sueño. Alimentos como: el queso, el pavo o los huevos.

Por tanto, que nos de sueño después de comer es un proceso natural de nuestro cuerpo, algunos factores podremos controlarlo (como los alimentos que elegimos comer) pero otros son más inevitables como los procesos digestivos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Evita quedarte dormido cuando tienes sueño con este truco científico

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad