TecnoXplora » CienciaXplora

¿CÓMO SÉ SI LO HE HECHO BIEN?

Pruebas de autodiagnóstico de COVID-19: paso a paso para realizarlas correctamente

Ya se encuentran a la venta en farmacias las pruebas de autodiagnóstico para detectar el COVID-19. Te explicamos cómo estar seguro de que la has realizado correctamente.

Publicidad

Tras la aprobación definitiva del Real Decreto que permite la venta test de autodiagnósticos contra el COVID-19, los españoles pueden comprobar en sus propias casas si son o no positivos en coronavirus. Estas pruebas pueden ser adquiridas sin necesidad de prescripción médica. El decreto regula su precio y cada farmacia puede poner el que considere oportuno, pero actualmente se venden por entre 7 y 10 euros.

La duda que empieza a surgir con las primeras ventas es cómo podemos estar seguros de que hemos realizado la prueba correctamente. Te explicamos el paso a paso para realizar correctamente un test de autodiagnóstico en casa.

En primer lugar, debemos diferenciar entre dos tipos de pruebas:

1. Pruebas rápidas de antígenos

Estos test se encargan de detectar si existen proteínas del coronavirus en el momento en el que la persona se toma la muestra.

La prueba se realiza insertando hasta el fondo del conducto nasal un hisopo (el típico bastoncillo que estamos acostumbrados a ver en televisión para recoger muestras) de unos 3 centímetros de largo. Este instrumento deberá introducirse a no menos de 2,5 centímetros del borde de la fosa nasal y se debe rotar varias veces dentro de la nariz para que la mucosa se absorba correctamente. Justo después, se deberá realizar el mismo proceso en el otro orificio.

Tras realizar esta operación, se tendrá que introducir durante un minuto el hisopo en un tarro con líquido que incluye el kit. Una vez retirado el bastoncillo del frasco, se deberán verter alrededor de cuatro gotas del líquido con los restos del hisopo sobre el detector y esperar entre 15 y 30 minutos para conocer el resultado.

Para estar seguros de que la prueba ha sido realizada de forma correcta, se deberá comprobar que aparece una línea al lado de la letra “C”. Si además de esta línea, aparece otra más al lado de la letra “T”, el resultado será positivo.

En resumen: Que aparezca una única raya, junto a la “C”, significa que el resultado es negativo; que aparezcan dos implica que es positivo. Si no aparece ninguna línea, significa que el test no se ha realizado correctamente y habría que volver a repetirlo comprando uno nuevo.

2- Pruebas rápidas de autodiagnóstico de anticuerpos:

Este segundo tipo de test no detecta la infección activa del virus, pero sí indica si la persona ha sido contagiada y ha desarrollado anticuerpos. Para su realización, se deberá extraer una gota de sangre de un dedo con el utensilio preciso, que viene incluido en el kit de la prueba, y se deberá poner en contacto, por medio de una especie de pipeta, en la tira reactiva del kit.

Si el resultado es positivo, el test detectará la aparición de anticuerpos IgG e IgM.

¿Qué hacer si el resultado de la prueba de antígenos es positivo?

En caso de que el resultado de la prueba rápida de antígeno de autodiagnóstico, es decir, la más similar a la PCR, sea positivo, se deberá iniciar el aislamiento para evitar contagiar a otras personas, así como contactar con los servicios sanitarios, según indica la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Si el resultado positivo ha sido obtenido a través de la realización de la prueba rápida de autodiagnóstico de anticuerpos, simplemente significará que la persona ha estado expuesta al COVID-19. Sin embargo, al tratarse de una prueba que no señala si la infección del virus sigue activa, lo más prudente es que esa persona acuda a su centro médico para realizarse una PCR.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

¿Cuánto tiempo estás protegido del COVID-19 después de pasar la enfermedad?

Publicidad