Si hay algo que solemos odiar profundamente todas las personas, es escuchar nuestra voz tras una grabación. Por norma general, cuando oímos nuestra voz puede resultarnos extraña o incluso desagradable. Nuestra reacción suele ser casi siempre negativa.

Pero... ¿Por qué? Nuestro oído está costumbrado a escuchar nuestra propia voz día tras día sin ningún problema y nunca nos parece raro. Sin embargo, si éste sonido proviene de una grabación, generalmente no nos agrada lo que escuchamos y hasta en algunos extremos casi nunca nos reconocemos en estas grabaciones.

Antes esta sensación solía venirnos cuando escuchábamos nuestra voz en una grabación como, por ejemplo, en un contestador. Pero ahora con las nuevas tecnologías donde más nos escuchamos en los audios que grabamos en WhatsApp y en los vídeos de nuestro teléfono móvil.

La pregunta clave es, ¿por qué? ¿qué hace a la voz que escuchamos en nuestra cabeza tan distinta a la que los demás escuchan? Pues todas estas cuestiones tienen una respuesta científica, ¡dale al play al vídeo y descúbrelo!

...

Seguro que te interesa...

Así puedes evitar que el asistente de voz te escuche

¿Te espía tu altavoz inteligente? Borra así las conversaciones guardadas

WhatsApp te permitirá enviar notas de voz a 30 contactos simultáneamente