Las lámparas fluorescentes ofrecen muchas ventajas frente a las lámparas incandescentes, es decir, las tradicionales, puesto que suponen un gran ahorro no sólo de energía, sino también de dinero. Además es un beneficio para el medio ambiente. Sin embargo, habrás escuchado alguna vez que si se rompe un tubo fluorescente, debes alejarte de él. ¿Alguna vez te has preguntado por qué?

Si desconoces los motivos, entonces debes atender a la explicación del vídeo. Es muy importante saber reaccionar a la hora de encontrarte con una situación así. Los tubos fluorescentes se rompen con facilidad, sobre todo a la hora de manipularlos, de manera que es recomendable estar al tanto de qué precauciones tomar ya que son muchos los espacios iluminados por este tipo de iluminación.

¿Cuántas lámparas fluorescentes están presentes en tu día a día? Si te fijas, se utilizan en muchos lugares públicos: oficinas, aulas y pasillos de centros de enseñanza, hospitales, edificios, etc. Son muy eficientes y se utilizan en tantos lugares porque supone un ahorro de luz, de gastos y beneficia al medio ambiente. Por eso tantas empresas y hogares han sustituido las bombillas tradicionales por los Led (llamados así por sus siglas en inglés Light Emitting Diode: Diodo Emisor de Luz).

La iluminación de las lámparas incandescentes se basa en el calentamiento del metal tunsgeno mediante una corriente eléctrica que circula por el filamento calentando así al metal, que entra en incandescencia e irradia luz. Desde principios del siglo XX las lámparas fluorescentes comenzaron a sustituir a la bombilla incandescente debido a su eficiencia energética. Y es que, a diferencia de las tradicionales, este tipo de bombillas apenas emiten calor ya que emiten directamente fotones.

Las lámparas fluorescentes iluminan entre 4 a 6 veces más que las lámparas incandescentes utilizando la misma potencia que estas. Por eso son muy comunes a la hora de iluminar grandes espacios. Además, emiten una luz más nítida y uniforme en todo el espacio. No malgastan energía en calor y su vida es mucho más larga.

En definitiva, por los mismos motivos por los que ofrecen muchas ventajas, es esencial conocer por qué es peligroso si un tubo fluorescente se rompe, ya que los encontramos en muchos lugares a los que muchas personas acuden con frecuencia y son fáciles de romper. Conoce los detalles en el vídeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Pequeños cambios para ahorrar en la factura de la luz

Cómo saber si tienes derecho al bono social para el consumo eléctrico