¿Qué sensación tienes al imaginarte rascando con las uñas una pizarra? Seguramente, al igual que la mayoría de las personas, se te ponga la piel de gallina solo de pensar en el sonido que produce este desagradable gesto. Pero, ¿sabes por qué nos ocurre esto? Te lo contamos en el vídeo.

La dentera o tiricia es la acción involuntaria de rechazo, por ejemplo de un sonido, como del roce de un objeto contra algo. Esta negativa genera un estímulo en nuestro cuerpo en forma de piel de gallina o escalofríos. Según un estudio publicado en Journal of Neuroscience, son 7 los sonidos más desagradables para el ser humano y, una vez sepas cuáles son, descubrirás que todos tienen algo en común.

Cuando escuchamos un chirrido proveniente de algo repelente, nuestro cuerpo reacciona. Si bien no debería darnos tanta grima, el motivo de este rechazo tiene una explicación científica. Cuando un sonido desagradable llega a nuestro oído, la amígdala modula a la corteza auditiva aumentando la intensidad de su actividad y generando emociones desagradables. Pero, ¿por qué nuestro organismo reacciona de ésta manera?

Cuando escuchamos música, una melodía o simplemente una voz, estamos escuchando sonidos armónicos, es decir, aquellos que percibimos como agradables y los que, por consiguiente, nuestro cerebro prefiere. Estos sonidos, al igual que los desagradables, son capaces de erizarnos el pelo de los brazos. Esto ocurre cuando vamos a un concierto, escuchamos nuestra canción favorita o alguien nos susurra al oído. Sin embargo, al igual que estos sonidos son capaces de ponernos la piel de gallina, aquellos que nos producen dentera también lo son, pero en el mal sentido. Si no sabes muy bien a qué tipos de sonidos nos referimos, visualiza el vídeo superior y lo entenderás.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Creo que duermo con los ojos abiertos: ¿debo preocuparme?

Tu ombligo puede ser un foco de gérmenes