La tecnología va avanzando y con ella la forma de proteger nuestras cuentas. El método pionero se centró en la huella dactilar porque es algo totalmente único para cada persona y para cada dedo. De esta forma nuestros teléfonos móviles nos permitían registrar nuestras huellas dactilares para bloquear el propio teléfono y diversas aplicaciones con cuentas que hay en él (aplicación del banco y la tienda para bajarnos las aplicaciones).

A este primer método se le unió el reconocimiento facial, siguiendo las mismas características que el uso de la huella dactilar pero en unos modelos de teléfono específicos. Sin embargo, estas dos formas de poder bloquear y desbloquear nuestro móvil no van a ser las únicas. En el vídeo te contamos cuáles son las otras partes del cuerpo que son totalmente individuales de cada persona.

Sin embargo, el utilizar partes del cuerpo para desbloquear o abrir algo no se centra solo en el teléfono móvil. La tecnología avanza a gran velocidad y se están mirando nuevas formas de usar esta a nuestro favor. El lector de huellas digital ya se puede comenzar a usar para abrir y cerrar las puertas de la casa e incluso de los coches. Esto es algo que podía parecer de película, pero cada vez se está haciendo más y más real, consiguiendo que ciertas puertas solamente se abran a las personas que tienen la huella registrada para darles paso.

Esta nueva tecnología podrá terminar seguir siendo usada y evolucionando con las partes del cuerpo que se están estudiando y demostrando que son totalmente diferentes para cada una de las personas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ya puedes proteger los chats de WhatsApp con la huella dactilar de forma nativa

El último modelo de engaño de una app para iPhone: uso fraudulento de tu huella para cargarte pagos de 99 dólares