TecnoXplora » CienciaXplora

PADRE DE LA BALLENA KYLU

Kairo, una beluga macho de l'Oceanogràfic, fallece a los 60 años

La ballena macho llegó hace 20 años a Valencia y provenía de Mar de Plata, en Argentina.

Beluga

Beluga Gary Cole para Unsplash

Publicidad

El Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia está de luto. Un ejemplar macho de beluga, Kairo, ha fallecido esta madrugada a sus más de 60 años. Este animal llegó al acuario valenciano hace dos décadas, procedente de otro acuario de Mar de Plata, en Argentina.

Durante su estancia en Valencia, el equipo de profesionales del Oceanogràfic ha atendido y tratado a Kairo, quien tenía un hijo llamado Kylu, cuando ha sido necesario, a pesar de que el animal ha gozado siempre de una buena salud. Los trabajadores del acuario han procurado a la beluga la máxima calidad de vida, según un comunicado del centro.

Asimismo, durante su etapa en el Oceanogràfic, los profesionales del acuario se han volcado con la salud y el bienestar de Kairo, con quien han llevado a cabo todos los procedimientos veterinarios. Además, también le han realizado pruebas médicas cuando ha sido pertinente con la intención de conocer y monitorizar a fondo su estado de salud.

Sin embargo, ya en los últimos tiempos Kairo había mostrado algunos síntomas "ya propios de un ejemplar de tan avanzada edad". Tras su fallecimiento, durante el martes se está llevando a cabo en la Universidad CEU - Cardenal Herrera la necropsia de la beluga, que permitirá conocer con más detalle las causas de su deceso.

La beluga: una especie emblemática

Desde Oceanogràfic destacan que haber acogido a Kairo ha supuesto "un regalo para los millones de personas que visitan" el acuario, porque la beluga es una especie emblemática y majestuosa. Además, las personas que acudían al centro podían contemplar de cerca tanto al ejemplar, que normalmente habita en el Ártico, como la problemática de su especie.

Asimismo, los profesionales destacan que la estancia de Kairo en el Oceanogràfic haya sido una oportunidad para que "investigadores, estudiantes, veterinarios y la comunidad científica de todos los rincones del mundo lograran llevar a cabo varios programas de investigación y conservación con esta especie que, de otro modo, no se podrían haber ejecutado en mar abierto".

SEGURO QUE TE INTERESA:

Los perros saben reírse y podemos distinguir cuándo lo hacen

Publicidad