¿EL FUTURO DE LAS BATERÍAS?

¿EL FUTURO DE LAS BATERÍAS?

Inventan una hoja de papel que almacena electricidad y se carga en pocos segundos

En Suecia ya tienen la manera de almacenar energía en un simple trozo de 'papel' y, aseguran, lo hace de manera eficiente ¿Lo veremos algún día?

La mezcla consiste en fibras de nanocelulosa y un polímero conductor
La mezcla consiste en fibras de nanocelulosa y un polímero conductor | Universidad de Linköping

Esta especie de hoja de papel de pocos milímetros de espesor y unos quince centímetros de diámetro es capaz de almacenar un faradio de energía eléctrica, una capacidad similar a los supercondesadores que existen actualmente en el mercado. Y también puede ser recargado cientos de veces en cuestión de pocos segundos.

El material, compuesto de nanocelulosa y un polímero conductor, es lo que han desarrollado un equipo de científicos de la Universidad de Linköping, que esperan aumentar más aún su capacidad de almacenamiento y seguir avanzando en su innovación para que algún día llegue al público.

Lo llaman papel -aunque no lo es- porque su composición es de nanofibras de celulosa, aunque su apariencia es similar a algún tipo de material plástico de color negro o una gelatina rígida antes de secarse.

Para su fabricación las nanofibras se sumergieron en una solución acuosa que contenía el polímero conductor. A continuación, el material se fija a una capa delgada alrededor de las fibras de celulosa, llenando los espacios vacíos entre ellas y actuando como un electrolito.

Esta no es, ni mucho menos, la primera vez que se obtiene electricidad de una delgada película eléctrica que funciona como condensador, pero sí es la primera vez que “se ha producido el material en tres dimensiones, pudiendo producir hojas gruesas para el cometido”, según cuenta uno de los autores del estudio.

Esto es importante porque precisamente es su estructura tridimensional la que mejora su conductividad y su capacidad de almacenaje, tal y como destaca la investigación, publicada en 'Advanced Science'. Y también cuenta con una excelente resistencia, ya que los científicos probaron su aguante realizando una figura de origami y aguantó perfectamente.

Figura de origami

Eso sí, las trabas para que el 'súper papel' salga adelante en el mercado son bastantes. La primera es que su fabricación es, por el momento, muy artesanal, por lo que su proceso de industrialización para que se aplique a la electrónica de consumo se antoja algo lejano. Sin embargo, hay esperanzas de que se siga trabajando en él por su buena capacidad de carga, ya que aguanta centenares de ciclos de carga sin perder eficiencia, y porque tiene una resistencia adecuada para que pueda ser fabricada por máquinas de papel tradicionales.

Además, es respetuoso con el medio ambiente y tiene un bajo coste económico y ecológico, ya que los componentes son orgánicos y pueden proceder del reciclaje.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 12/01/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.