EFICAZ CONTRA LAS HEMORRAGIAS POSTPARTO

EFICAZ CONTRA LAS HEMORRAGIAS POSTPARTO

El fármaco que puede salvar miles de vidas y que ha permanecido en un cajón medio siglo

Acaba de recibir el visto bueno por parte de la comunidad científica un medicamento que no es nuevo, ya que en realidad se conocía desde hace más de medio siglo. El compuesto en cuestión es eficaz para evitar las hemorragias postparto, principal causa de mortalidad materna en todo el planeta.

Un parto
Un parto | Flickr CC

Alfred López | @yelqtls | Madrid | 19/07/2017

La tasa de mortalidad femenina a causa de las hemorragias postparto es altísima en todo el planeta, siendo varias decenas de miles las mujeres que fallecen cada año a causa de alguna complicación tras haber dado a luz.

Pero muchas de estas muertes se podrían evitar si hace medio siglo la comunidad científica japonesa no hubiera tenido prejuicios a la hora de dar el visto bueno al descubrimiento que realizó la doctora Utako Okamoto cuando les presentó el ácido tranexámico en 1962.

Se trata de una sustancia altamente eficaz para evitar las hemorragias y en la que la científica nipona llevaba trabajando, en colaboración con su esposo, desde finales de la década de los '50.

Pero en una sociedad como la japonesa, en la que por aquella época imperaba el machismo en todos los estamentos de la sociedad, los científicos ningunearon el trabajo presentado por la doctora Okamoto, siendo una víctima más del conocido como 'efecto Matilda'.

Así, se le negó la posibilidad de hacer las debidas comprobaciones para que el ácido tranexámico fuera desarrollado para combatir las hemorragias tras haber dado a luz y que muchas mujeres padecían.

Logro póstumo

El estudio de la doctora Utako Okamoto quedó en el olvido dentro de un cajón y unos años más tarde una empresa farmacéutica se interesó por el compuesto para desarrollar un medicamento eficaz para frenar el sangrado abundante durante los días de menstruación.

Durante varias décadas el ácido tranexámico -a través de varias marcas registradas de medicamentos- se utilizó para este fin, hasta que, ya bien entrado el siglo XXI, se vio la viabilidad de utilizar el compuesto descubierto por la doctora Okamoto medio siglo antes. En concreto, ha sido gracias a la campaña 'World Maternal Antifibrinolytic trial', con la que se quería luchar contra la creciente mortalidad de miles de mujeres tras el parto.

Para poner en marcha la recuperación del compuesto se realizó un estudio a nivel mundial en el que fueron utilizadas alrededor de 20.000 voluntarias, comprobando que el ácido tranexámico era altamente eficaz: no cortaba totalmente la hemorragia pero sí que reducía el sangrado a un nivel que no lo convertía en arriesgado ni mortal.

Una de las ventajas que existía es que ya llevaba comercializándose para otros fines -como el disminuir el sangrado durante la menstruación o tras las extracciones dentales- y que su producción tenía unos gastos mínimos, por lo que lo convertía en un medicamento muy asequible y sobre todo barato -algo menos de 4 euros cada dosis-.

Lamentablemente la doctora Utako Okamoto no ha podido ver hecho realidad su sueño de salvar la vida de miles de mujeres gracias a su descubrimiento, debido a que falleció a la edad de 98 años en abril de 2016, justo un año antes de que el ácido tranexámico obtuviera el visto bueno por parte de la comunidad científica y comenzara a ser utilizado para evitar las hemorragias postparto que tantas miles de vidas se cobra anualmente.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.