ES EL COLOR MÁS ANTIGUO

Hace 1.100 millones de años los océanos eran rosas

Un grupo de científicos analizó un fósil del desierto del Sáhara que contenía un pigmento rosa de hace 1.100 millones de años.

Publicidad

Cuando se mira al océano su color, en la mayoría de ocasiones, es azul. Esto ocurre porque la luz absorbe los tonos cálidos y refleja los azulados. Sin embargo, hace 1.100 millones de años y hasta hace 650 millones de años, los océanos eran rosas.

Un estudio publicado en 'PNAS' de la Universidad Nacional de Australia, en colaboración con científicos internacionales, investigó los pigmentos más primigenios jamás hallados. Eran unos restos fósiles obtenidos de las profundidades del desierto del Sáhara, en África.

En dichos restos, datados de hace 1.100 millones de años, se descubrieron unos pigmentos de color rosa brillante. Estos provenían de la clorofila de las cianobacterias, que anteriormente era roja oscura o de color púrpura, en lugar del color verde que tiene actualmente y que da color a las plantas.

"Los pigmentos de color rosa brillante son los fósiles moleculares de la clorofila que fueron producidos por antiguos organismos fotosintéticos que habitaban en un antiguo océano que desapareció hace mucho tiempo", explicó la doctora Nur Gueneli a la universidad.

Para corroborar estos hallazgos, los científicos examinaron los fósiles, además de triturar las rocas hasta hacerlas polvo y analizar las moléculas de organismos antiguos que había en ellas. Los fósiles tenían un color rojo oscuro y morado en su forma concentrada, y rosa brillante cuando se diluían.

Vial de porfirinas de color rosa que representan los pigmentos más antiguos del mundo
Vial de porfirinas de color rosa que representan los pigmentos más antiguos del mundo | ANU/Universidad Nacional Australiana

Por qué la clorofila antes era roja oscura o púrpura

Los restos que analizaron los científicos tenían 500 millones de años más que los pigmentos anteriormente analizados. Además, descubrieron que el extraño color de la clorofila, y tan diferente al actual, provenía de unos pequeños microorganismos, las cianobacterias, que poblaban los océanos de la Tierra hace 1.100 millones de años.

"El análisis preciso de los pigmentos antiguos confirmó que las pequeñas cianobacterias dominaban la base de la cadena alimentaria en los océanos hace mil millones de años, lo que ayuda a explicar por qué los animales no existían en ese momento", detalló Gueneli.

Sin embargo, las cianobacterias no se conservan en el presente, ya que, según otro autor del estudio, Jochen Brocks, estas "comenzaron a desaparecer hace unos 650 millones de años". En ese momento, "las algas comenzaron a propagarse rápidamente para proporcionar la explosión de energía necesaria para la evolución de ecosistemas complejos, donde los animales grandes, incluidos los humanos, podrían prosperar en la Tierra".

Respecto a por qué se ha podido llegar hasta un fósil con pigmentos tan antiguos, en 'How Stuff Works' explican que estas muestras caerían al fondo del mar donde, alejadas del oxígeno, los microbios se fosilizaron y consiguieron mantenerse durante 1.100 millones de años, hasta su reciente estudio.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La Tierra tiene un sexto océano... pero está debajo de su corteza

TecnoXplora » CienciaXplora

Publicidad