A diferencia de lo que se creía hasta ahora, los estropajos no son un mero foco de bacterias, sino que más bien podrían convertirse en nuestro mejor aliado para luchar contra ellas.

Recientes investigaciones, que se desarrollan en profundidad el vídeo, arrojan luz sobre la verdadera relación entre las bacterias y los estropajos de cocina ¿Incita que proliferen o las combate?

En 2018 el Parlamento Europeo publicó un informe en el que advertía de que el uso abusivo de antibióticos en países como España está degenerando en un aumento de resistencia a los antimicrobianos por parte de varias bacterias.

Esta investigación, tal y como se explica en el vídeo, abre un nuevo camino en este campo de investigación, y aporta una alternativa al uso de antibióticos para acabar con ciertos microorganismos.

Asimismo, sigue siendo necesario renovar este utensilio de limpieza cada cierto tiempo. Lo ideal es cambiar de estropajo, como máximo, cada dos semanas.

A su vez es recomendable guardar el estropajo en un lugar seco una vez usado, para evitar que proliferen microorganismos a causa de la humedad. Y, de igual manera, aunque se recomendaba desinfectarlo mínimo dos veces por semana, metiéndolo un minuto a máxima potencia al microondas, nuevos estudios aconsejan mejor no hacerlo y siendo más eficiente usar uno nuevo cada vez.

Todos estos trucos de higiene no modificarán, como se explica en el vídeo, la compleja relación de los estropajos y las bacterias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Qué transmite más bacterias: ¿dar un beso o dar la mano?

¿Se quedan bacterias en la pastilla de jabón cuando te lavas las manos?