El aumento del nivel del mar y el miedo a posibles inundaciones producidas por fuertes lluvias, ha hecho que la Armada de Estados Unidos plantee construir un gran muro que proteja la ciudad de Nueva York del mar.

Un estudio realizado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ha puesto sobre la mesa la posibilidad de construir una gran barrera marina, de 9,6 km de largo, que sea capaz de proteger de las tormentas a las 8,6 millones de personas que viven en Nueva York.

Los cálculos que se han llevado a cabo para hacer una aproximación de los costes de construcción del muro rondan los 119 mil millones de dólares, y se estima que tardaría unos 25 años en construirse.

La polémica creada en torno a la construcción de la barrera marina tiene su origen en la cuestión de si sería eficaz construirla o no y de si gastar ese dinero merecería la pena, puesto que, como afirman algunos expertos, es posible que para entonces esté obsoleta.

El notable aumento del nivel del mar en los últimos años es el responsable de que países como Países Bajos, o ciudades como Venecia, hayan instalado ya en sus costas medidas de protección para frenar el tránsito de agua por la ciudad durante un temporal.

En Estados Unidos, el huracán Sandy de 2012 dejó al menos 38 muertos en el país y más de 200 en el mundo. Además, los costes de daños alcanzaron la cifra de casi 70 mil millones de dólares. Razón por la cual el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. ha comenzado a buscar métodos de defensa contra posibles inundaciones en la ciudad, con el fin de evitar que accidentes así vuelvan a pasar.