Todos tenemos en casa el típico cajón revuelto y descuidado donde guardamos absolutamente todo lo que, por el momento, no necesitamos. En ese cajón se encuentran cables, cargadores, bolígrafos, papeles y pilas, así como un centenar más de objetos, cada cual más inútil que el anterior. Pero, ¿sabías que es peligroso guardar las pilas junto con otros utensilios?

Ya sea por pereza o por ignorancia, muchas veces cometemos errores en casa que, de haber conocido las consecuencias, podríamos haber evitado. Este es el ejemplo de introducir, en un cajón sin ningún tipo de orden, unas pilas.

Esto no quiere decir que las pilas o baterías sean extremadamente peligrosas, ni que no debamos tenerlas en casa. Ciertamente, son realmente útiles, y una parte de los aparatos electrónicos de nuestras casas funcionan gracias a ellas. Desde linternas o mandos de la televisión, hasta ciertos juguetes y utensilios de cocina como las batidoras manuales llevan este tipo de cargas.

Sin embargo, pese a ser unos objetos de lo más seguros mientras no se ingieran, pueden estar formados por numerosos productos químicos, entre los que se encuentran el zinc, el cloruro de amonio, el litio o el carbono. Todos estos elementos, con una corriente, son capaces de generar energía. Cualquiera que los toque en funcionamiento puede recibir una descarga eléctrica.

Entonces, ¿cómo es posible que estando las pilas y baterías guardadas en un cajón puedan generar ningún tipo de energía peligrosa? Te lo contamos en el vídeo superior del artículo.

Además, este peligro puede ser una buena manera de animarte a recoger el dichoso cajón repleto de trastos y objetos inútiles y poner un poco de orden en las mesas y armarios de tu hogar.