TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

DIGITALIZAN 50 AÑOS DE LA BIOGRAFÍA DE ESTOS PRIMATES

La vida secreta de los lémures (que pronto podrían desaparecer)

Desde que abren los ojos hasta que estos se pueblan de cataratas en la vejez. Un centro de conservación de estos primates pone a nuestra disposición todos los datos vitales de sus archivos. Muchos lémures están en grave peligro de extinción.

Lémur en el Duke Lemur Centre

Duke Lemur Centre Los lémures están en peligro de extinción

Publicidad

El Duke Lemur Centre (Carolina del Norte, EEUU) ha digitalizado los datos que disponía de los casi cuatro mil lémures que han pasado por sus instalaciones en los últimos 48 años. Poseen la mayor variedad de especies de estos primates endémicos de Madagascar, un acopio que difícilmente podría volver a repetirse por la amenaza que se cierne sobre ellos.

El 94% de las especies de lémures están en peligro de extinción, según la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN): del centenar de especies que sobreviven en la actualidad 22 se encuentran en peligro crítico.

Por este motivo, la base de datos de la primera institución universitaria del mundo dedicada al entendimiento de los prosimios puede ser fundamental para estudios de muchas disciplinas, para que una mejor comprensión suponga una mejor protección en su hábitat natural.

De la cuna a la tumba

La labor del centro de informatizar cuadernos manuscritos, textos mecanografiados y otros registros en papel se lleva haciendo desde hace dos décadas, pero no fue hasta hace tres años cuando se propusieron crear un registro con un formato único y accesible para todos.

Bebé Hiddleston

Os presentamos al bebé Hiddleston, que vino al mundo el 24 de marzo de 2013 con 82 gramos de peso. Junto a su hermana Poots, cuyo nacimiento se produjo tres días después, son la gran esperanza para el lémur negro de ojos azules, uno de los 25 primates más amenazados del mundo.

Este tipo de lémur es discromático, es decir, cada sexo es de un color distinto. Los machos son negros y las hembras marrones rojizas. De ellos sabemos cuando ingirieron alimento por primera vez e incluso su primer intento de subir a un árbol, además de otros muchas anotaciones de sus pruebas veterinarias. Datos que son irreproducibles en un contexto natural y que pueden servir para su conservación.

Ahora se puede consultar de cada animal que ha pasado por el centro cuándo nació, quienes son sus ascendientes y descendientes, con quién se aparea y cuál es su alimento favorito.

Tabla de las especies

 

Esto para un lector curioso puede ser suficiente, pero hay mucho más. Datos sobre la gestación, temporada de cría o los registros de peso, pruebas de orina o ADN son muy valiosos.

Bebés y abueletes

En la siguiente imagen podemos ver a Elephaba un bebé lémur aye-aye en su primera incursión fuera del nido.

Lemur Elephaba

En Madagascar, suele pasar su vida en los árboles más altos de la selva, evitando bajar al suelo. Se encuentra en estado crítico de conservación, ya que la población nativa cuando se encuentra con uno se lo carga porque creen que produce mal augurio por su fealdad.

El fin de la institución estadounidense es una investigación no invasiva de las especies y su reproducción en cautividad, algo que para casos como éste han sido clave.

En el centro también hay historias geriátricas conmovedoras. Amor, un lémur rufo blanco y negro, nació en 1981 y murió en mayo de 2013 cinco días después de ser padre de mellizos.

Lémur Amor

Por su parte, Jonás es con 29 años de vida y unas cataratas avanzadas, el lémur enano cautivo más longevo de la historia.

Lémur enano más longevo

La inestabilidad política, la tala ilegal de árboles y la caza de varias especies están destrozando el hábitat de muchas especies de lémures. El Duke Lemur Centre solamente ha puesto su grano de arena para ayudar a su conservación, el resto del trabajo hay que hacerlo 'on the road' antes de que sea demasiado tarde.

Publicidad