TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

ES UN SÍMBOLO DE STATUS

El tamaño del “cuerno” del narval tiene que ver con sus testículos

El colmillo largo y retorcido que tienen los narvales podría atraer a las hembras cuanto mayor es su tamaño, según un estudio.

"Mira que colmillo más largo tengo..."

Greenpeace "Mira que colmillo más largo tengo..."

Publicidad

El cuerno del misterioso “unicornio del mar” no es un cuerno al uso, es un colmillo de marfil que se retuerce en forma de espiral y que puede llegar a tener hasta tres metros de largo, un elemento reservado casi en exclusiva para los machos.

Un grupo de investigadores ha estudiado anatómicamente cien ejemplares de estos cetáceos cazados por inuits, un pueblo aborigen del Ártico entre 1990 y 2008, y ha medido el tamaño de los colmillo su masa testicular. Y las medidas de ambos parámetros tienen mucho que ver entre ellas.

Las conclusiones del estudio, publicadas en 'Marine Mammal Science', sugieren que el cuerno es un símbolo visible para que las hembras puedan identificar a los machos más fértiles: los machos con los colmillos más grandes son mejores compañeros para tener descendencia.

Así, tener un colmillo bien grande para un narval sería como tener una imponente cabellera para un león, un bello plumaje para un pavo real o unos cuernos enormes para un alce o un ciervo.

Los científicos siempre han preguntado por la presencia de este apéndice, innecesario para la supervivencia de la especie y en muy pocas ocasiones presente en las hembras. De hecho, Herman Melville, autor de 'Moby Dick', bromeaba diciendo que el “cuerno” del narval servía para abrir sobres.

Tradicionalmente se ha pensado que servía para romper hielos o para cazar, pero con este nuevo estudio queda más claro tiene una función fundamental en la jerarquía de machos y en una muestra importante para la selección sexual. Además, también sirve para detectar cambios en la temperatura y salinidad del agua, tal y como cuenta 'Science Mag'.

Publicidad