TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

EL 33% DE LAS PERSONAS LAS HA SENTIDO ALGUNA VEZ

Sufrir alucinaciones o escuchar voces es más normal de lo que crees

Un estudio asegura que escuchar voces o ver alucinaciones es más común de lo que se pensaba. Más del 66% de los encuestados ha padecido episodios sensoriales de este tipo al menos alguna vez en su vida, según una investigación de las universidades de Queensland y Harvard.

Estudio sobre alucinaciones

Getty Images El 5% de las personas han sufrido alucinaciones

Publicidad

El estudio en cuestión encontró que la sensación de escuchar voces es más común en las mujeres que en los hombres, y que este tipo de alucinaciones auditivas son más frecuentes en las personas de los países más ricos.

"Solíamos pensar que sólo los pacientes con psicosis escuchaban voces o tenían delirios, pero ahora sabemos que, personas sanas también sufren estas experiencias", explica en un comunicado John McGrath, investigador del Instituto del Cerebro de la Universidad de Queensland, responsable del estudio.

No en vano, el 5% de la población mundial ha padecido algún tipo de percepción similar a lo largo de su vida -ver o escuchar cosas que nadie ve o escucha-. Así lo confirma la extrapolación de la investigación realizada entre más de 31.000 personas sanas y sin historial de enfermedades mentales en 19 países. Sin embargo, los sucesos se dan frecuentemente en un tercio de los encuestados.

"Una tercera parte de las personas que participaron en el estudio tuvo un experiencia parecida una vez; y otro tercio ha sufrido de dos a cinco episodios en toda su vida”, añade McGrath.

Con estos datos estadísticos, los investigadores concluyen que las alucinaciones o el escuchar voces no tiene nada que ver con padecer “una enfermedad mental grave”, pero sí aseguran que puede ayudar a determinar el origen de estos síntomas aislados.

"En particular, estamos interesados en saber por qué algunas personas se recuperan, mientras que otros pueden progresar a trastornos más graves como la esquizofrenia", explicaron los científicos.

En concreto, los relatos de los encuestados van mucho más allá de la simple creencia de que alguien pronuncia su nombre en público, sino que, además, los testimonios describen con todo detalle alucinaciones o delirios, en el que solo ellos oyen “unas voces” o tienen la sensación de que alguien o algo “se apodera de su mente”.

Publicidad