Los científicos estudian a la rana de río Staurois guttatus para el desarrollo de nuevos adhesivos resistentes a la humedad que podrían servir para mejorar la tracción de los neumáticos o para nuevos apósitos médicos.