ASÍ NO AFECTA A SUS OBJETIVOS

ASÍ NO AFECTA A SUS OBJETIVOS

¿Por qué las hormigas no sufren atascos de tráfico?

Las hormigas tienen un curioso mecanismo para evitar los atascos a la hora de completar las rutas hacia la comida o el hormiguero. Consiguen que una hilada nunca tengan que detener el paso aunque se produzca un aumento de individuos en marcha. Es decir, minimizan los efectos de una ‘operación salida’ o aumento de hormigas en tránsito sin afectar a las llegadas de sus objetivos ¿Cómo?

Un estudio publicado en la revista ‘The Science of Nature’ ha comprobado como algunas hormigas simplemente se coordinan para aumentar su velocidad cuando detectan la incorporación de más individuos a sus rutas. Para facilitar la incorporación hay que acelerar la evacuación. Es como si en una autopista se obligara a aumentar la velocidad durante la ‘Operación Salida’ para no bajar el ritmo de coches que la abandonan por el peaje de salida y así aumentar la eficiencia de la vía.

Para llegar a estas conclusiones los científicos de la Universidad alemana de Halle-Wittenberg filmaron a 1865 hormigas de prado en movimiento a lo largo de una pista de 15 cm. Controlando las cantidades de alimento disponibles estimulaban el tráfico de la colonia para poder medir la velocidad y sus densidades. A más comida más individuos pasaban por el punto de control sin bajar la velocidad. Al contrario. La velocidad aumentó un 25% mientras que la densidad se dobló.

Las mediciones comprobaron también los mecanismos que evitan los atascos. Las hormigas que regresan al nido siempre tienen una velocidad mayor que las que lo abandonan. También hay una segregación a lo ancho de la vía. Se organizan en carriles dentro de una misma ruta. Las del centro van más lentas y las de los laterales más rápido. Cuando la densidad y velocidad aumenta el carril se hace más ancho.

Para lograr esta coordinación es imprescindible que las hormigas transmitan constantemente -mediante el choque de sus antenas- la información necesaria para modificar su comportamiento de acuerdo a las nuevas condiciones. Esto es precisamente lo que falla en los atascos humanos. No hay comunicación entre los vehículos. Los científicos creen que cuando la tecnología permita a todas las unidades compartir información de tránsito, como hacen las hormigas, la eficiencia y tasa de flujo variará y se minimizarán los atascos de cualquier ‘Operación salida’.

Pepo Jiménez | @kurioso | Madrid | 10/06/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.