Los cielos de la isla de Sumatra, ubicada en el sureste asiático, se han teñido de rojo. Así aparecen en las imágenes que diversos usuarios de Twitter han compartido en las redes sociales.

Lo primero que se puede pensar al verlas es que se trata de una broma, un fake, que alguien ha puesto un filtro de un rojo muy potente que hasta daña la vista si se mira detenidamente. Otros dicen que parece Marte, que Sumatra se ha convertido en una réplica del planeta rojo por sus Tierras áridas y rojizas.

Sin embargo, es real. La isla se encuentra sumida en una nube de humo que la tiñe de rojo provocando las impactantes imágenes que están circulando por las redes sociales en señal de alarma. En el vídeo puedes ver el estado actual del cielo.

Más allá de este fenómeno que podría parecer paranormal, se encuentra una razón que afecta de manera directa al cambio climático. Se trata de los incendios que asolan esta isla situada en aguas del océano índico y que han empeorado la calidad del aire hasta calificarlo como "nocivo".

Esto se debe a la deforestación que se pone en práctica en el archipiélago para arrasar los campos de cultivo para volver a poner en marcha la producción de una forma rápida.

Este es el año más seco desde 2015, cuando se quemaron alrededor de 2,6 millones de hectáreas. Más de 29.000 bomberos y voluntarios participan en las tareas de extinción de los incendios.

A pesar de que la tala y la quema son consideradas actividades ilegales en Indonesia, siguen permitiendo que se practiquen. Las principales quejas de los ecologistas se centran en que estas deforestaciones se llevan a cabo para limpiar la vegetación de las plantaciones de aceite de palma, pulpa y papel.

 

Según ha informado la Junta Nacional de Indonesia para la Gestión de Desastres (BNPB), se encuentran afectadas 328.724 hectáreas y que hay activados 1.982 puntos calientes.

La zona más afectada es la ciudad de Jambi, la Agencia de Climatología, Meteorología y Geofísica de Indonesia (BMKG) lo atribuye al fenómeno de la 'dispersión de Rayleigh'.

¿Qué es la dispersión de Rayleigh?

Este fenómeno es el principal causante de que el cielo se vea azul y de que los atardeceres adopten tonos anaranjados. ¿Por qué pasa esto? La dispersión de Rayleigh es la dispersión de la luz visible por partículas cuyo tamaño es mucho menor que la longitud de onda de los fotones dispersados. Es decir, el cielo adquiere un color u otro dependiendo de cómo interactúen los rayos del sol con la atmósfera y con los elementos que se interpongan entre ellos. Esto hace que al haber una capa tan densa de humo, se filtren los rayos de luz que son más rojizos.