TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

LAS EMISIONES DE CO2, CULPABLES

Los océanos son un 26% más ácidos que al principio de la era industrial

Un informe presentado por el Comité Científico para la Investigación Oceánica de la Unesco en la cumbre del clima de Varsovia apunta que la única forma a reducir el impacto del calentamiento global en los océanos es “reducir drásticamente las emisiones de CO2”.

Encuentro entre el Oceano Atlántico y el Mar Caribe

Archivo Encuentro entre el Oceano Atlántico y el Mar Caribe

Publicidad

Un estudio de 540 expertos presentado durante la cumbre de cambio climático de Varsovia que se celebra hasta el viernes concluye que la tasa de acidificación de los océanos ha aumentado un 26% desde el principio de la era industrial, y podría aumentar hasta un 170% en 2100 si no se reducen las emisiones de dióxido de carbono.

La cita de Varsovia, auspiciada por la ONU, acoge a 190 países para avanzar en la búsqueda de un acuerdo de reducción de emisiones que llegue perfilado a la próxima cumbre del clima en París en 2015, donde se espera un acuerdo internacional que sustituya al protocolo de Kioto, que expira en 2020, y que no será renovado.

Aunque no se esperan grandes avances en Varsovia, vista por los expertos como una cumbre de transición, los 190 países llegan a la capital polaca con la certeza de los científicos de que el cambio climático es al 99% una consecuencia de la actividad humana, en concreto de un modelo productivo a base de la quema de combustibles fósiles, gas, carbón y petróleo.

El quinto informe del Panel Intergubernamental para Cambio Climático de la ONU (IPCC), presentado a finales de septiembre, concluye que el cambio climático es “inequívoco, y muchos de los cambios observados en los últimos años no tienen precedentes en los últimos miles de años”. Así, la temperatura media global de la superficie del planeta durante este siglo aumentará probablemente 1,5 grados en relación con la media del periodo entre 1850 y 1900.

En este sentido, el documento presentado por el Comité Científico para la Investigación Oceánica de la Unesco señala que “el fenómeno de acidificación de los océanos se está produciendo a un ritmo sin precedentes, y es uno de los efectos más preocupantes del cambio climático”. La única forma de reducir el impacto del calentamiento global en los océanos es para estos investigadores reducir “drásticamente las emisiones de CO2”.

El problema de que los océanos sean cada vez más ácidos es que pierden su capacidad natural de absorber el dióxido de carbono que el ser humano emite hacia la atmósfera, y que atrapan hasta en un 25%, unos 24 millones de toneladas de CO2, según el informe. “Sin embargo, a medida que aumenta la acidez, disminuye la capacidad de los océanos para tratar el dióxido de carbono emitido a la atmósfera, lo que a su vez disminuye el papel atenuante del cambio climático que desempeñan los océanos”.

Los expertos del Comité Científico para la Investigación Oceánica de la Unesco aluden en su informe al cóctel pernicioso que forma el aumento de la acidez de los océanos con la sobrepesca y la contaminación.

El estudio indica que hay organismos, como las praderas marinas y algunos tipos de fitoplancton que pueden resistir índices de acidez más elevados, pero otros como los corales o los crustáceos pueden resultar gravemente afectados, lo que provoca cambios en los ecosistemas marinos con consecuencias socioeconómicas importantes. Estos expertos prevén que si las emisiones de dióxido de carbono se mantienen en el nivel actual, el sector de la pesca de mariscos podría sufrir pérdidas de 130.000 dólares anuales.

Publicidad