TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

EL CAMBIO HORARIO ACERCA LA HORA SOCIAL A LA SOLAR

Una hora más de reloj para ganar 53 minutos de sueño

España es el país que menos duerme de Europa, exactamente una rebaja de 53 minutos que los expertos achacan en parte al reloj, el cual marca una hora por delante respecto al sol.

Reloj explotando

Todd McLellan Reloj explotando

Publicidad

Este desfase es uno de los argumentos que avanza la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles para devolver a España al horario que le correspondería geográficamente según el meridiano de Greenwich, y que coincide con la hora de Londres.

Este organismo presentó la semana pasada un informe ante el Congreso en el que pide retrasar el reloj los 60 minutos que la dictadura franquista adelantó en 1940 para alinearse con la hora alemana y que ha permanecido intacta desde entonces.

La medida sería beneficiosa para “establecer horarios más humanos, racionales y saludables”, comenta Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión. La iniciativa fue aprobada por la Comisión de Igualdad y ahora espera una respuesta del Gobierno.

Por ello, piden acercar la hora social a la que marca el sol. De esta forma, cuando el reloj marcara las 14.00 de la tarde, estaríamos almorzando a las 13.00, y cenaríamos a las 20.00 en lugar de las 21.00.

“Los espectáculos empiezan en España a las 22.00 u 23.00 de la noche, el desorden de horarios afecta al sueño y al rendimiento de los niños y de los adultos”, enfatiza Buqueras, para quien retrasar el reloj una hora forma parte de “promover hábitos más saludables”.

“Las jornadas de trabajo innecesariamente largas, los malos hábitos en las comidas y las escasas horas de descanso son moneda de uso corriente en nuestra vida cotidiana”, añade.

En el análisis del comportamiento en el aprendizaje, los expertos han comprobado que éste mejora cuando se produce en los mismos ritmos y en las mismas horas, es decir que se necesita una rutina para asentar los conocimientos.

En las investigaciones del grupo de trabajo del Instituto Ramón y Cajal de enfermedades neurodegenerativas, se mantiene a los animales de estudio en un ritmo de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad, siempre los mismos, para analizar su comportamiento.

El horario es importante, por ello comparamos resultados siempre en la misma hora, para evitar el prejuicio del cambio horario”, comentan en este centro.

Publicidad