TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

MEDIO SIGLO DE ESFUERZOS POR LA CONSERVACIÓN DE LA ESPECIE

Encuentran crías de tortuga gigante en las Galápago 150 años después

Una esperanzadora noticia para la preservación de la biodiversidad, después de medio siglo de trabajo por la conservación de la especie. Los investigadores creen que podría haber muchas más tortugas gigantes, difíciles de detectar por su camuflaje.

Tortugas gigantes en las Islas Galápago

Greg Shenkler Tortugas gigantes en las Islas Galápago

Publicidad

La pequeña isla Pinzón tiene apenas una superficie de 18 kilómetros cuadrados y una altura máxima de 458 metros. Está situada en el centro de uno de los archipiélagos más famosos del mundo, tanto por su excepcional biodiversidad como por el mítico viaje de Darwin a bordo del Beagle, pues cambiaría radicalmente la historia de la biología.

En este pequeño lugar perdido de la mano de Dios, acaba de conocerse una esperanzadora noticia para la conservación de la biodiversidad: por primera vez desde que comenzaran los trabajos en la zona hace 50 años, se han encontrado crías de tortuga gigante de Pinzón (Chelonoidis ephippium).

"Hemos encontrado diez diminutas tortugas recién nacidas en la isla a principios del mes pasado", explica el equipo en un artículo publicado en la revista científica Nature. De hecho, quizás estas pequeñas crías podrían ser solo la punta del iceberg. Como apuntan los investigadores, "podría haber muchas más, porque su tamaño y su camuflaje las hace difíciles de detectar. Nuestro descubrimiento indica que la tortuga gigante es capaz, nuevamente, de reproducirse por sí misma en la naturaleza".

Tortugas gigantes

El declive de la población de estas enormes tortugas se ha producido de manera constante por dos razones básicas. Por un lado, la llegada en los siglos XVII y XVIII de marineros y piratas que las cazaban para alimentarse. Por otro, la llegada de especies invasoras como las ratas, que evitaban la reproducción de las tortugas.

En la década de los 60, se elaboró un plan de acción para evitar la desaparición total de ciertas especies. En el caso de la tortuga gigante de Pinzón, se recolectaron huevos para criar ejemplares en cautiverio durante cuatro o cinco años, justo hasta lograr la fortaleza y tamaño suficientes para sobrevivir a las ratas. Además, se llevaron a cabo acciones para erradicar a esta especie invasora que se alimentaba de los huevos y tortugas recién nacidas, así como de otros alimentos que servían de sustento a las tortugas.

Los últimos datos recabados sobre las poblaciones de una y otra especie hacen pensar a los investigadores que las ratas han sido erradicadas, y que la población de tortuga gigante de Pinzón (Chelonoidis ephippium) roza los 600 individuos.

Las Galápago son sólo 19 pequeñas islas, rodeadas de otros 215 islotes, de menos de un kilómetro cuadrado, y situados a casi 1.000 kilómetros de la costa de Ecuador. Sin embargo, es uno de los lugares más bellos, diversos y extraños del planeta. De hecho, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1978. Gracias al trabajo constante de cientos de investigadores por salvaguardar esta biodiversidad, posiblemente lo siga siendo durante muchos años más.

Publicidad