TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

TIEMBLA EL MANTO TERRESTRE

Descubren un nuevo tipo de terremoto 'invisible'

Científicos estadounidenses han detectado una clase de seísmo que se produce a unos 24 kilómetros de profundidad, en la parte superior del manto terrestre. Los sensores habituales no pueden registrar este tipo de movimientos.

Sismógrafo

Wikipedia Sismógrafo

Publicidad

Hasta ahora se creía que los terremotos ocurrían en la mitad superior de la corteza terrestre debido al contacto entre placas tectónicas. Sin embargo, un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de California ha descubierto un nuevo tipo de seísmo que tiene lugar en zonas más profundas cuyas características describen en un artículo publicado recientemente en [[LINK:EXTERNO|||http://science.sciencemag.org/content/354/6308/88|||‘Science’]].

Para dar con el hallazgo han utilizado potentes sensores sísmicos para detectar pequeños terremotos producidos a unos 24 kilómetros de profundidad, en la parte superior del manto terrestre. Ocurrían en la falla de Newport-Inglewood, al sur de California, donde se registró un devastador seísmo de magnitud 6,3 en la escala Richter en 1933.

Aunque los pequeños movimientos medidos hasta ahora no son muy fuertes (con una magnitud máxima de 2), los científicos temen que los terremotos en zonas tan profundas puedan provocar seísmos más catastróficos en el futuro.

El equipo comenzó a estudiar la falla estadounidense tras el intenso movimiento registrado en 2012 en el océano Índico, cerca de la isla de Sumatra, con una magnitud de 8,6. A pesar de que nunca pudo comprobarse, la explicación más probable para su increíble potencia era que hubiera sucedido más abajo de la corteza, en el manto terrestre.

El corte de Newport-Inglewood es del mismo tipo, conocido como 'falla normal' (una de las placas se desliza hacia abajo), que la asiática. Por eso, los investigadores creen que el fenómeno que han detectado se da también en el Índico y, por tanto, podría provocar un seísmo de las mismas proporciones en el sur de California. Sin embargo, no creen que su hallazgo sea motivo de alarma, ya que todavía conocen muy poco de la dinámica de estos leves movimientos que podrían ser solo pequeñas vibraciones.

Publicidad