ÁRBOLES PARA LUCHAR CONTRA EL CALOR URBANO

ÁRBOLES PARA LUCHAR CONTRA EL CALOR URBANO

Cuántos árboles necesita una gran ciudad para ‘refrescar’ sus calles

El asfalto mantiene el calor y limita la bajada de temperaturas, incluso por la noche. Los árboles pueden revertir la tendencia y ayudar a refrescar el ambiente. La Universidad de Wisconsin ha estudiado este fenómeno a fin de saber la cantidad que necesita una ciudad para lograrlo.

Si eres de los que en verano se queda en la ciudad, los árboles te ayudarán a disfrutar de un ambiente más agradable
Si eres de los que en verano se queda en la ciudad, los árboles te ayudarán a disfrutar de un ambiente más agradable | Gratisography

Para muchos, pasar el verano en una gran ciudad es una faena, y más si no tiene facilidad para hacer alguna escapada rápida a la playa o al monte en busca de ambientes más agradables. Una de las razones por las que muchos urbanitas huyen hacia otros lugares en periodo estival es el excesivo calor que se concentra en los grandes centros urbanos. Gran parte de este fenómeno se debe al asfalto de las calles, ya que durante el día absorbe el calor de los rayos del sol y por la noche lo devuelve al ambiente, lo que evita que las temperaturas bajen, con las calurosas consecuencias que ya conocemos. Esta es una de las causas del fenómeno conocido como ‘isla de calor’.

Este problema es cada vez mayor, en un contexto en el que las ciudades crecen a un ritmo frenético y el calentamiento global avanza. A nivel local, por parte de administraciones y de la sociedad civil, se están buscando estrategias para mitigar los efectos que genera. Una de las que parecen tener mayor aceptación es el uso de árboles, por un lado, bloquean la luz solar; por otro, ayudan a enfriar el aire que los rodea mediante el proceso de evapotranspiración.

Cuantos más árboles, mayores serán los resultados. Parece una respuesta obvia, pero, para quienes toman las decisiones y realizan la planificación urbana, resulta necesario comprender la relación real entre la cantidad de árboles en un área determinada y el efecto de enfriamiento que genera en su entorno.

Para analizar esta relación, un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin decidieron cuantificarla. Para ello, enviaron a una bicicleta a recorrer la ciudad de Madison con unos sensores que permitieron comprobar las diferentes temperaturas del pavimento en función de la cobertura arbórea de cada calle.

Los resultados sugirieron que este sistema daría resultado si los árboles ocuparan una extensión mínima del 40 % del espacio. De hecho, concluyeron que, en función de la cantidad de asfalto y del grado de permeabilidad de los suelos, cubriendo con árboles tres cuartas partes del suelo sería posible reducir la temperatura entre 0,5 y 2,5 grados Celsius. Si bien este dato es general y es complicado realizar una extrapolación, no cabe duda de que los efectos pueden ser muy positivos.

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid | 29/03/2019

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.