TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

AYUDAN A SUS CONGÉNERES

Comportamiento inédito en insectos: hay hormigas que socorren a sus compañeras heridas

Las hormigas matabele libran cruentas peleas contra las termitas, y se ayudan cuando una cae herida en el campo de batalla.

Hormigas en Sudáfrica

berniedup en Flickr bajo licencia CC Hormigas en Sudáfrica

Publicidad

Habitan en el sur del desierto del Sahara y son unas feroces depredadoras de termitas, su principal fuente de alimentación. A pesar de eso, las hormigas matabele (megaponera analis) podrían ser un tipo cualquiera de hormigas de no ser por el descubrimiento que han hecho unos entomólogos que las han observado en su hábitat.

Y es que la empatía y el socorro a las víctimas no había sido observada hasta el momento en los insectos, pero este tipo de hormigas ayudan a sus compañeras cuando caen mutiladas en su lucha con las termitas. Y, como buenas soldados en el fragor de la lucha, las transportan al hospital de batalla. Es decir, a su nido, un lugar seguro en el que curarse de sus heridas.

Las incursiones para atacar y comer termitas obreras tienen lugar entre dos y cuatro veces al día, según los explican los científicos en la revista 'Science Advances'. Estas cacerías se hacen de manera grupal, donde las hormigas forman una perfecta fila india y libran combates tan cruentos como los de 'Juego de Tronos'.

Los ataques provocan una enorme resistencia por parte de las termitas soldado, que con sus poderosas mandíbulas asestan fuertes contraataques contra el enemigo, provocando la muerte de muchas hormigas matabele... aunque estas últimas tienen su táctica para minimizar daños: socorrerse.

Para evitar perder muchos efectivos durante sus invasiones han desarrollado un comportamiento de rescate totalmente desconocido hasta ahora. Cuando una de ellas está herida, avisa a sus compañeras excretando una sustancia química como señal de socorro. Entonces, el equipo de 'primeros auxilios' la lleva al nido para que pueda recuperarse de sus heridas. Para ello, una vez que están en terreno seguro, les pueden extraer el trozo de termita que se aferra a ella.

Erik Frank, uno de los coautores del estudio, afirma en 'Sciences et avenir' que este comportamiento de ayudar a un animal herido por parte de sus congéneres es algo “inédito en invertebrados”. El individuo dentro de los insectos sociales no suele tener mucho valor, aunque es cierto que este sistema “es beneficioso para toda la colonia”, según el investigador de la Universidad de Würzburg (Alemania).

El mecanismo químico es similar a las feromonas que generan el sentimiento de empatía en los seres humanos, aunque esto no indica altruismo sino sentimiento de supervivencia, ya que ayuda a reducir la mortalidad del grupo.

Publicidad