ALGUNOS ANIMALES SE ADAPTAN MEJOR QUE OTROS

ALGUNOS ANIMALES SE ADAPTAN MEJOR QUE OTROS

¿Cómo pasa un oso panda el invierno en el zoo?

No solo los humanos sufren las consecuencias del frío y la nieve. Los zoos tienen que adaptar sus instalaciones para que los animales puedan lidiar con las duras condiciones aunque algunos, como los osos panda, no lo las llevan tan mal.

Oso Panda en mitad de la nieve
Oso Panda en mitad de la nieve | Smithsonian National Zoological Park

El protagonista del vídeo es Bao Bao, una cría de oso panda que vive en el Zoológico Nacional de Washington. Tiene tan solo 16 meses y este mes de enero ha disfrutado de la nieve por primera vez. La capa de grasa y el fuerte pelo que recubre la piel de estos animales hacen que puedan soportar bien el frío al que están acostumbrados, ya que habitan en las montañas de China central.

Las instalaciones de los zoológicos como este tienen que estar adaptadas para las especies que proceden de zonas tropicales, polares y de alta montaña. Por eso, disponen de refugios aclimatados para escapar tanto de las bajas temperaturas como del calor extremo.

Los osos panda, por ejemplo, disponen en su espacio de bloques de hielo, lagos y rocas artificiales bajo las que circulan canales de agua muy fría. En verano, también tienen aspersores que les rocían cuando el calor aprieta.

En el caso de animales con poca tolerancia a las bajas temperaturas, como los tigres de Sumatra, sus refugios llevan incorporados paneles radiantes que los mantienen calientes. Además, les brindan camas hechas de paja y hojas secas para guarecerse. A pesar de todo, cada zoológico tiene que seleccionar los animales según la zona climática donde esté localizado.

CienciaXplora | @CienciaXplora | Madrid | 28/01/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.