TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

UNA ESPECIE IDÓNEA CONTRA LOS INCENDIOS

Los cipreses podrían usarse como cortafuegos

En 2012 un incendio destruyó una plantación experimental en Andilla, en la provincia de Valencia. Sin embargo, la mayoría de los cipreses no ardió. Los científicos se propusieron descubrir el misterio de este tipo de árboles. Un estudio realizado por científicos de España e Italia finalmente ha dado respuesta a tal enigma.

Los cipreses podrían usarse como cortafuegos

G+J Resuelto el misterio de este tipo de árboles

Publicidad

Una investigación, liderada por los hermanos del Departamento de Árboles Monumentales de la Diputación de Valencia, Bernabé y José Moya, ha logrado demostrar la resistencia del ciprés mediterráneo (Cupressus sempervirens)  frente al fuego y su posible aplicación como barrera cortafuego ante los devastadores incendios que afectan al Mediterráneo.

Al llegar a Andilla, comprobaron que toda la vegetación circundante formada por encinas, robles, pinos carrascos, pinos rodenos, enebros, etc., característica del bosque mediterráneo, estaba completamente calcinada. Sin embargo, “únicamente el 1,27 % de los cipreses mediterráneos había entrado en ignición", aseguró Bernabé a BBC Mundo.

Las pruebas fueron desarrolladas en dos laboratorios considerados centros de referencia en incendios y el estudio del ciprés. "Hasta ahora, esta especie no había sido estudiada en profundidad o se habían muy pocos parámetros para hacerlo", explicó a BBC Mundo Gianni de la Rocca, otro de los autores del estudio. Las pruebas en hojas y ramas vivas revelaron su alto contenido en humedad (84-96%) durante el período estival, “algo que incrementa su aguante frente a las llamas”, dijo Bernabé. Además, los investigadores pudieron determinar el tiempo de ignición de las partes vivas del ciprés mediterráneo: ¡entre 1,5 y 7 veces superior al de otras especies forestales como la encina, el enebro común y el pino rodeno!

A esto hay que sumar que, debido a las dimensiones reducidas de sus hojas, "la hojarasca que genera el ciprés en suelo es muy compacta. La circulación de aire en su interior es menor que en otras especies, como la pinocha de los pinos", prosiguió Bernabé. Y esta capa densa y compacta de hojarasca también "actúa como una 'esponja' que retiene humedad", según Della Rocca.

Para llevar a cabo los test en laboratorio, los científicos usaron genotipos seleccionados de una variedad de ciprés mediterráneo, Cupressus sempervirens var. horizontalis, que es resistente a una enfermedad conocida como ‘chancro del ciprés’, causada por el hongo Seiridium cardinale. "Esta pandemia es una amenaza muy peligrosa al ciprés. Hace que mueran grandes porciones de la copa y haya exudaciones de resina del tronco y las ramas", concretó Della Rocca.

A diferencia de otras variedades de ciprés mediterráneo, en el horizontalis las ramas se insertan en el tronco con ángulos de entre 45 y 90 grados, lo que significa que la vegetación muerta usualmente no queda atrapada. Por otra parte, "la forma de la copa del ciprés es densa y homogénea, lo que dificulta la circulación de aire, como queda evidenciado con la reconocida función de cortavientos del ciprés mediterráneo en la agricultura", señaló el botánico.

A raíz de los resultados del trabajo, la región de la Toscana (Italia) ha incorporado al ciprés mediterráneo en el listado de especies forestales idóneas para su uso en la lucha contra los incendios forestales.

Publicidad