TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

UN GRAN CAMUFLAJE AL DESCUBIERTO

La araña que se disfraza de excremento de ave

La 'Cyclosa ginnaga' es una especie de araña que, para pasar desapercibida en las hojas de los árboles, adopta la forma de excremento de ave. Un disfraz escatológico que le permite protegerse mucho mejor de los depredadores.

La 'Cyclosa ginnaga' se camufla de una peculiar manera

Min-Hui Liu / Universidad Nacional de Chung-Hsin (Taichung, Taiwán) La 'Cyclosa ginnaga' se camufla de una peculiar manera

Publicidad

Las arañas pertenecientes a la familia de las 'Cyclosas' son las grandes urbanistas de los arácnidos, caracterizándose por las decoraciones lineales en sus telarañas de seda. Estos patrones decorativos se realizan no solamente con la función de 'estabilimento' (o sujección) de las telarañas. También sirven como señuelo para presas, como ilusión óptica contra posibles depredadores y como camuflaje, el aspecto que más nos interesa.

Las 'Cyclosas' construyen una maquinaria perfecta creando círculos concéntricos que ante nuestros ojos parecen prácticamente perfectos. En este vídeo en 'timelapse' puedes hipnotizarte observándolas. Parecen unas maestras del 'op-art', pero su trabajo no es para el deleite visual. Tienen en cuenta la seguridad de las más arañas más pequeñas, ya que suelen reforzar el aspecto del camuflaje con hojitas y ramas que van encontrando, tal como describe un estudio publicado en 'Animal Behaviour'.

Una especie de esta familia, la 'Cyclosa ginnaga', ha llevado al límite el asunto camuflaje. La podemos encontrar en China, Corea del Sur, Taiwán y Japón y resulta que le gusta parecerse al excremento de un pájaro, según un estudio de la Universidad taiwanesa de Taichung publicado en 'Scientific Reports'. Y esto no lo hace por capricho.

Esta araña tiene su cuerpo de tono plateado y ornamenta su telarañas con decoración de seda que simula a simple vista las heces de un pájaro como técnica de camuflaje infalible. En su hábitat natural es muy difícil distinguir las deposiciones del arácnido enmascarado. Buscad las diferencias en la siguiente imagen:

Imagen del estudio publicado en 'Scientific Reports'

La primera y la tercera fila son heces de pájaro y la segunda y la cuarta arañas camufladas. Los investigadores estudiaron ambas cosas, comprobaron que las dos medían aproximadamente 6 milímetros y que eran casi idénticas. Además, las diferencias entre el color de la araña y su tela eran tan pequeñas que no podían ser distinguidas de forma sencilla por sus predadores.

Durante el estudio también se oscurecieron varias de estas arañas junto a sus disfraces y comprobaron como quedaban más a merced de ataques que las que dejaron en su estado original.

Inspiración fecal para otros arácnidos

Esta 'Cyclosa ginnaga' es la primera especie de la cual se tiene constancia que utilice su telaraña para disfrazarse de excremento, pero existen otras que pueden simularlo sin necesidad de ella, tal como recopila Science News a propósito del anterior descubrimiento.

La 'Calenia escavata' australiana, también llamada “araña caca de pájaro”, tiene el abdomen blanquecino y teje su seda de forma plana imitando salpicaduras, lo que la convierten en un engaño visual perfecto. También alguna de la quincena de arañas de la especie 'Mastophora', de la familia de las araneidas, se mimetizan tanto que llegan a parecer excrementos de aves.

Pero a todas estas les supera la araña 'Phrynarachne', perteneciente a la familia de las denominadas comúnmente como “arañas cangrejo”. No solamente se conforman con llevar el escatológico disfraz que hoy nos ocupa: también desprenden un olor que simula ser orín o excremento. Por si las moscas. Y nunca mejor dicho, ya estas arañas alejan a sus depredadores pero atraen a las moscas con su olor... ¡A veces es peor el remedio que la enfermedad!

Publicidad