TecnoXplora » CienciaXplora » Ecología

EL CLIMA DEL HEMISFERIO SUR ESTÁ ALTERÁNDOSE

El agujero de ozono ataca de nuevo, y ahora lo hace en zonas habitadas

El agujero de la capa de ozono calienta el hemisferio sur, y su impacto en el clima es mayor del que preveían los científicos.

 

Agujero de la capa de ozono

agencias Agujero de la capa de ozono

Publicidad

Sara Acosta | @saraacosta | Madrid
| 22.10.2013 09:26

Hasta ahora, los científicos pensaban que el agujero de la capa de ozono que protege la Tierra de los rayos ultravioletas afectaba sobre todo a zonas situadas en latitudes medias y altas, pero un estudio publicado por la revista Nature Geoscience arroja evidencias sobre su efecto en el calentamiento del hemisferio sur.

Investigadores de la Bindura University of Science de Zimbabue han analizado datos sobre el clima del sur de África entre 1979 y 2010, un periodo que abarca antes y después de la aparición de grietas en la capa de ozono sobre la Antártida por el uso de clorofluocarburos, derivados de los hidrocarburos que se usan en la fabricación de aerosoles o frigoríficos.

Los investigadores han visto que la pérdida de ozono, que en 2006 alcanzó su tamaño máximo, unos 28,5 millones de kilómetros cuadrados, está alterando el clima del sur de África, subiendo el termómetro al principio del verano.

El trabajo de los científicos recogido por Nature Geoscience arroja las conclusiones de estudios previos en los que ya se avanzaba el efecto del agujero de la capa de ozono en alteraciones del clima sobre el océano austral, Nueva Zelanda, Patagonia y el sur de Australia. Ahora, estos investigadores muestran que su impacto es mayor del que se pensaba.

Según estos científicos, el agujero de la capa de ozono sobre la Antártida también ha elevado la frecuencia e intensidad de las lluvias de verano de las regiones subtropicales del hemisferio sur, llegando al Océano Índico y al este de Australia.

La lucha contra la pérdida de ozono arrancó en 1987 con la firma del Protocolo de Montreal, por el que se prohibió el uso de sustancias químicas que alteran esta capa protectora de los rayos ultravioletas. Desde entonces, varios estudios apuntan que podría cerrarse por completo en el año 2065.

 

Publicidad