SE CONVIRTIÓ EN EL FÁRMACO MÁS CONSUMIDO POR LAS AMAS DE CASA

SE CONVIRTIÓ EN EL FÁRMACO MÁS CONSUMIDO POR LAS AMAS DE CASA

Valium, la 'droga' que enganchó a una generación y a la que cantaron los Rolling Stones

Un potente y famoso tranquilizante que se convirtió en uno de los fármacos más famosos y vendidos en todo el planeta, ayudando a mejorar la vida de millones de personas que tenían problemas de ansiedad, insomnio, nerviosismo y un sinfín de patologías neurológicas.

Valium
Valium | Agencias

Alfred López | @yelqtls | Madrid | 26/10/2016

"Que basura es envejecer. ‘Hoy los chicos son distintos’ se lo oigo decir a cada madre. Hoy una madre necesita algo que la tranquilice y aunque realmente no esté enferma, hay una pequeña píldora amarilla. Ella corre al refugio de la pequeña ayuda para madres, y esto le ayuda en su camino a pasar su atareado día". Así empieza la archiconocida canción de los Rolling Stones ‘Mother's Little Helper' (La pequeña ayuda de las madres), que arrasó en las listas de ventas durante la segunda mitad de la década de los años '60.

Mick Jagger y Keith Richards escribieron la canción basándose en un hecho que se estaba haciendo evidente en la sociedad estadounidense: las amas de casa se estaban ‘enganchando’ al Valium, un medicamento que era de nueva aparición y que se prescribía para tratar estados de ansiedad, insomnio y nerviosismo, siendo recetado por los médicos de aquellos años como si de caramelos se tratara.

Así era como muchas fueron las sufridas madres que se evadían, durante unas cuantas horas al día, de sus anodinas y monótonas vidas tras regresar de dejar en el colegio a sus hijos. Pero detrás de la aparición del que, con el paso del tiempo, se ha considerado como el ‘más famoso de los sedantes’ hay una curiosa historia.

Huyendo de los nazis

Aunque lo conocemos por su marca comercial (Valium) su nombre genérico es Diazepam, siendo su compuesto principal la benzodiacepina. Fue desarrollado en 1963 por el químico de origen croata Leo Sternbach, quien se encontraba trabajando en los laboratorios que la farmacéutica suiza Hoffmann-La Roche tenía en Nueva Jersey, lugar al que había sido enviado por la propia empresa para la que trabajaba dos décadas antes con el fin de que salvara su vida: Sternbach era judío y había empezado la persecución de los hebreos por parte de los nazis en gran parte de Europa.

Aunque la mayor parte del mérito del descubrimiento de la benzodiacepina se la llevó Sternbach, cabe destacar que trabajó codo con codo con los químicos de la farmacéutica Lowell Randall y Earl Reeder, quienes fueron de vital importancia en el desarrollo del medicamento.

Pero el Valium no era el primer ansiolítico que la farmacéutica suiza comercializaba. Casi una década antes el propio Sterbach y su equipo habían desarrollado un primer fármaco para tratar la ansiedad: el Librium -cuyo componente principal es el clordiazepóxido- y que fue descubierto hacia mediados de los años '50 de manera totalmente accidental.

Así, a finales de la década de 1950 se ponía por primera vez a la venta el Librium y unos años más tarde -en 1963- aparecía el Valium, una versión mucho más potente y mejorada del anterior que revolucionó el mercado farmacéutico.

Ambos medicamentos se convirtieron en los más vendidos en todo el planeta durante las décadas de los '60 y '70, expidiéndose millones de recetas a todos aquellos pacientes que hasta entonces habían estado aquejados de ansiedad, nerviosismo o problemas para conciliar el sueño. Con los años se fue abriendo a muchas otras patologías, hasta que hoy en día la benzodiacepina se comercializa bajo el nombre comercial de más de 70 medicamentos distintos.

Con todo, las amas de casa estadounidense fueron un objetivo fácil para la farmacéutica, convirtiéndose en las principales consumidoras del Valium. De ahí, hasta hoy.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.