Este tren del futuro viajará levitando por un tubo al vacío para poder ahorrarse el rozamiento con las vías y con el aire.

Nosotros no podemos hacer el vacío porque vamos a usar un solenoide de cobre.

Nuestro pequeño tren se va a impulsar mediante la interacción entre el campo magnético de los imanes y el generado en el solenoide.

El problema de ambos trenes es que gastan un montón de energía, aunque los del Hyperloop pueden usar energía solar y eólica para solucionarlo.