El síndrome ‘Rapunzel’, científicamente conocido como tricofagia, consiste en arrancarse el cabello de forma compulsiva y posteriormente ingerirlo hasta causar una obstrucción intestinal. La queratina que posee el cabello dificulta la digestión de la persona provocando vómitos, diarrea y pérdida del apetito.

Habitualmente son mujeres jóvenes quienes desarrollan este trastorno compulsivo. El último caso, una chica de 20 años en La India quien ha tenido que ser intervenida para extraerle de su estómago 750 gr. de pelo, una bola de 25 cm. de largo y 12 cm. de ancho. Los detalles de este curioso y peligroso trastorno, en el vídeo.