TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

SUICIDIOS

No se suicida más gente en Navidad... pero sí justo después

Si creías que la Navidad aumenta la tasa de suicidios es un bulo. A pesar de que en estas fechas se evidencia más la soledad de algunas personas, lo peor viene justo después.

Suicidio

Agencias Suicidio

Publicidad

Por muy duras que sean las fechas navideñas para las personas que viven solas o padecen depresión, el número de individuos que decide quitarse la vida en estas fiestas no aumenta. Más bien todo lo contrario. De hecho, estadísticas recientes indican que los suicidios en Estados Unidos están en su punto más bajo en noviembre y diciembre. Sin embargo, alcanzan un pico claro al llegar la primavera. Algo similar a lo que ya señalaba una investigación europea realizada hace casi dos décadas.

Lo del mes de enero es otro cantar. Un estudio holandés sacaba a la luz que la primera semana de enero es cuando se comente más suicidios, en torno a cinco al día. En contraste, el 25 de diciembre, día de Navidad, hay la mitad de intentos de quitarse la vida que cualquier otro día del año.

¿Por qué? Existen algunas hipótesis interesantes. Sin ir más lejos, investigadores daneses apuntaban a que hay un efecto por el cual aquellos a los que les rondaban ideas suicidas a principios de diciembre posponen sus "planes" hasta después de las vacaciones navideñas.

Más allá de los suicidios, la mortalidad por otras causas asciende claramente al estrenar año. Después de las celebraciones navideñas, y en parte como consecuencia del estado de excitación que producen los festejos, los males físicos y mentales se agravan. Todo apunta a que el estrés vacacional puede hacer mella. Pero hay algo más, un fundamento genético.

Científicos británicos demostraron hace poco que existen un gen llamado ARNTL que es menos activo en enero, a principios de invierno, y aumenta de actividad en verano. Resulta que este gen se ocupa de frenar la respuesta inflamatoria. Y eso implica que en enero, cuando es menos activo, se favorece un estado de inflamación crónica hace que salgan a flote ciertas enfermedades, principalmente las cardiopatías. Así las cosas es comprensible que, según datos recabados por la Universidad de California del Sur (EE UU) exista un pico importante de infartos y ataques cardíacos en el primer mes del año.

Por su parte, investigadores de la Universidad de California han identificado el día 1 de enero como el que más vidas se cobra por causas naturales. Concretamente, obviando accidentes y homicidios, el primer día del año se registran un 5% más fallecimientos que en cualquier otra fecha.

Publicidad