Si estás a dieta pero comas lo que comas siempre te quedas con hambre, prueba a tomar un plato de sopa. Es uno de los alimentos que más sacia y con el que te puedes permitir ingerir menos calorías, pero ¿por qué llena tanto si es solo líquido?

Tomarnos un caldo caliente en los días de mayor frío o para cenar es un placer. Si lo hemos hecho nosotros, podemos añadir algo de verdura o trozos de carne, procurando siempre que nos quede lo menos grasiento posible.

Además, si estás intentando perder algo de peso, tomarte una sopa de vez en cuando para saciar el apetito es de lo más recomendable. Sin embargo, has de ingerirla siempre con cuchara. Te contamos por qué en el vídeo superior.

Asimismo, si has de salir de casa rápido y no te va a dar tiempo a prepararte algo para llevar, siempre puedes recurrir a un caldo con fideos. Es de los platos ligeros que más satisfecho te van a dejar, sobre todo si vas a estar muchas horas después sin poder probar bocado.

De hecho, un [[LINK:EXTERNO|||EXTERNO|||https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15639159|||estudio]] llevado a cabo en la Universidad de Purdue demostró que la sopa sacia mucho más que cualquier otro alimento líquido por un único y curioso motivo: tomarla con cuchara.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Así perjudicas a tu cerebro cuando guardas secretos

Cosas que haces cada día que dañan a tu cerebro