LA SINHUESO

LA SINHUESO

Siete cosas que (probablemente) no sabías sobre tu lengua

Algunas peculiaridades de tu lengua dicen mucho sobre ti

Lengua
Lengua | Lengua

Elena Sanz | @ElenaSanz_ | Madrid | 20/10/2016

¿Qué tienen que ver la calidad del sueño, la respuesta al estrés o la capacidad de concentrarnos en resolver un puzzle con la lengua? Más de lo que imaginas. Estas son siete cosas que (quizá) no sabías sobre tu lengua.

Si es grande, duermes peor

Una lengua excesivamente larga puede darte problemas a la hora de planchar la oreja. Científicos de la Universidad de Buffalo en EEUU identificaron hace poco que cuando la lengua es grande puede causar apnea obstructiva del sueño, un trastorno en el que la respiración se detiene varias veces en las horas de descanso nocturno por bloqueo de las vías aéreas superiores.

Y, según aseguran, no hace falta una regla para averiguarlo: las muescas o marcas que dejan los dientes en los márgenes la sinhueso son el mejor indicador de que está sobredimensionada para nuestras fauces.

Los bebés la mueven mucho

Si notas que un bebé balbucea y saca la sinhueso mientras le hablas no es porque te esté ignorando, todo lo contrario. Para entender lo que otras personas les dicen, los pequeños de la casa necesitan mover la lengua, tal y como demostraba el año pasado un estudio de la Universidad de Washington.

De hecho, si tienen la lengua paralizada no aprenden correctamente a hablar.

Hay un trabalenguas imposible para ella

Lo crearon en 2013 científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts y tiene una sola frase: "Pad kid poured curd pulled cod" (en inglés). Nadie hasta ahora ha conseguido pronunciarla diez veces consecutivas, a pesar de que sus creadores ofrecen un suculento premio a quien lo logre.

Detecta el estrés

Además de detectar sabores, las papilas gustativas encargadas de percibir el dulzor de los alimentos contienen receptores para las hormonas del estrés. Y eso hace que cuando nos estresamos nos volvamos tremendamente golosos y ávidos de dulces, según sacaba a relucir un estudio en 'Neuroscience Letters'.

Dime de qué color es y te diré...

Que la medicina tradicional china diagnostique muchas patologías haciéndonos sacar la lengua no es descabellado. No en vano, está más que comprobado que cuando tiene un color rojizo -similar a un filete de ternera- y está excesivamente lisa suele indicar un déficit de vitamina B12.

Por su parte, las manchas amarillas aparecen con frecuencia en casos de gastritis, y si muestra una decoloración negra puede deberse a un abuso de los antibióticos.

Si la ejercitas, roncas menos

La gimnasia lingual puede reducir los molestos ronquidos. ¿Cómo? Con una simple tabla de ejercicios desarrollada por científicos brasileños. En uno de ellos hay que empujar la punta de la lengua contra el techo de la boca y deslizarla. Otro implica elevar la parte trasera del cielo de la boca diciendo "aaa".

Cuando se repiten durante tres meses la potencia de los ronquidos mengua el 59% y el número de ronquidos en una noche se reduce a dos terceras partes.

Para para concentrarte

Que niños y adultos saquen la punta de la lengua en una esquina de sus bocas para concentrarse en hacer algo con las manos tiene una explicación. Dejando la sinhueso quieta entre los labios conseguimos eliminar el número de estímulos que llegan al cerebro, dejando más neuronas disponibles para ejecutar correctamente tareas que requieren toda nuestra atención.

Y es que, aunque no nos demos cuenta, normalmente nuestra lengua no se queda quieta ni deja de recibir estímulos.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.