TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

LOS ANCIANOS TRANSMITEN SU SABIDURÍA

Ser abuelo y desvivirse por los nietos se lleva (literalmente) en los genes

Un grupo de investigadores ha descubierto que nuestra información genética ha evolucionado para que vivamos décadas después de la edad reproductiva. De esta forma, los ancianos pueden transmitir su sabiduría a las nuevas generaciones

Abuelos cuidando de su nieto

Jill M en flickr cc Abuelos cuidando de su nieto

Publicidad

Llevarlos al colegio, contarles sus experiencias vitales, educarlos, mimarlos... Todos los abuelos participan activamente en el cuidado de sus nietos. Aunque la mayoría de animales no sobreviven mucho tiempo después de la reproducción, los humanos podemos perecer décadas después de la edad reproductiva.

Un grupo de investigadores de la Universidad de California ha descubierto que estamos genéticamente preparados para colaborar en la crianza de los hijos de nuestros vástagos. Según el estudio que han publicado en la revista 'PNAS', algunos genes han evolucionado específicamente para proteger a nuestros mayores contra lasenfermedades neurodegenerativas.

Estos expertos compararon nuestros genes con los de los chimpancés y han encontrado niveles cuatro veces más altos del gen que codifica la proteína CD33, esencial para el funcionamiento del sistema inmunitario. Además, contribuye a eliminar la acumulación del péptido beta amiloide del cerebro, nocivo para las neuronas y asociado con el alzhéimer. También hallaron variaciones de genes implicados en la prevención del deterioro cognitivo.

Los investigadores han señalado que posiblemente estos genes evolucionaron para proteger a los ancianos, fuente de sabiduría y conocimiento, así como para retrasar la aparición temprana de personas dependientes que requieran atenciones mientras hay que criar a los más jóvenes de la familia. Al fin y al cabo, el cuidado intergeneracional es un factor importante para la supervivencia del grupo.

 

Publicidad