TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

Recordar es más fácil con los ojos cerrados

Un equipo de investigadores ha comprobado que los testigos de un crimen, aunque sea ficticio, recuerdan mejor los detalles cuando cierran los ojos.

Recordar es más fácil con los ojos cerrados

David Goehring en Flickr CC Recordar es más fácil con los ojos cerrados

Publicidad

¿Te acuerdas de lo que cenaste ayer? ¿Y del nombre de la última película que has visto en el cine? Si la respuesta es no, puedes probar a cerrar los ojos. Un estudio ha demostrado que hacerlo ayuda a recordar.

Los autores del trabajo, un equipo de científicos de la Universidad de Surrey en Canadá ha comprobado el efecto de esta simple acción en 178 testigos de un crimen ficticio en el que participaron en dos pruebas.

Primero, visualizaron una película en la que se perpetraba un robo y fueron interrogados después sobre las condiciones de este, tanto con los ojos abiertos como cerrados. En el segundo caso, respondieron a un 23% más de preguntas. Un entorno amigable y la confianza con los interlocutores, también les ayudaba a potenciar su memoria, aunque en menor medida.

En el segundo experimento, el vídeo mostraba la reconstrucción de un crimen. Con los ojos cerrados, los participantes recordaban mucho mejor tanto los detalles visuales y los sonidos que habían escuchado durante la grabación.

Si a pesar de cerrar los ojos todavía no recuerdas lo que cenaste ayer tampoco te martirices: al cerebro le cuesta almacenar y rememorar vivencias recientes. Sobre todo cuando no han tenido ningún tipo de carga emocional.

Publicidad